Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Un grupo de jóvenes, que combinan cuaresma y Camino Mozárabe, recorrieron la etapa entre Huéneja y Alquife

El sábado 27 de febrero un grupo de jóvenes y algunas familias procedentes de distintas realidades eclesiales de la diócesis de Granada, acompañados por un sacerdote, fueron recibidos como peregrinos en la parroquia de Ntra. Sra. de la Anunciación, de Alquife, por su párroco Joaquín Caler, el cual los acogió con gran amabilidad y generosidad. Estos jóvenes pusieron en marcha una iniciativa que durará toda la cuaresma y que se llevará a cabo cada sábado.

El pasado sábado 27 de febrero, en nuestra parroquia cuevera de Ntra. Sra. del Rosario de Fátima, tuvo lugar, al término de la Santa Misa, la primera charla cuaresmal enmarcada dentro de la formación parroquial programada para este curso pastoral, bajo el título: Jesús amando a los suyos, los amó hasta el extremo.

A las 6 de la tarde daba comienzo la Santa Misa del II Domingo de Cuaresma en la capilla de la Virgen de la Estrella, celebración en la que participó un nutrido grupo de fieles y que contó, como todos los sábados, con la colaboración del coro parroquial, compuesto por algunos jóvenes de la Hermandad de la Estrella, junto con nuestras monjas y algunos laicos. Una vez concluyó la celebración, y en la misma capilla, tuvo lugar la charla a cargo del párroco, Alfonso José García, que habló sobre dos ideas fundamentales: en primer lugar, la Cuaresma, con base en la Carta Pastoral para este tiempo de nuestro obispo D. Francisco Jesús Orozco; y en segundo lugar, algunas nociones de la Santa Misa, como núcleo de nuestra vida cristiana, centrándonos en la triple donación de Cristo hacia nosotros: Cristo se nos da como Víctima, como Pan de Vida y como Compañero de camino.

 

En este domingo pasamos del desierto a la montaña, como escenarios de una enorme carga espiritual. Jesús reúne a un grupo reducido de sus discípulos, que podríamos considerar el círculo más íntimo y de confianza del Señor, y los lleva con él a lo alto de una montaña.
La montaña en la Biblia no es sólo una elevación geográfica del terreno, porque la montaña es un lugar espiritual, que, por su altura, está más próximo al cielo. Por eso, subir a la montaña es recogerse y distanciarse de las distracciones del mundo, es ponerse en la presencia de Dios, es ese momento de encuentro en el silencio y en la intimidad con Él: la oración. La montaña, al igual que la oración, es un momento de revelación, en el que Dios nos muestra sus misterios y se nos da a conocer en su profundidad.

En este domingo pasamos del desierto a la montaña, como escenarios de una enorme carga espiritual. Jesús reúne a un grupo reducido de sus discípulos, que podríamos considerar el círculo más íntimo y de confianza del Señor, y los lleva con él a lo alto de una montaña.
La montaña en la Biblia no es sólo una elevación geográfica del terreno, porque la montaña es un lugar espiritual, que, por su altura, está más próximo al cielo. Por eso, subir a la montaña es recogerse y distanciarse de las distracciones del mundo, es ponerse en la presencia de Dios, es ese momento de encuentro en el silencio y en la intimidad con Él: la oración. La montaña, al igual que la oración, es un momento de revelación, en el que Dios nos muestra sus misterios y se nos da a conocer en su profundidad.

Como viene sucediendo desde ya casi un año, la actual situación de crisis sanitaria a causa del coronavirus, sigue marcando las agendas en todos los aspectos de la vida, y la Cuaresma, que dio comienzo el pasado Miércoles de Ceniza, no iba a ser menos. Aunque esto no quita que la distintas hermandades puedan celebrar sus cultos siguiendo todas las medidas que se nos indican.
Es por ello que todas las celebraciones han estado condicionadas por las normas de seguridad y distancia social que limitan el aforo del templo al 30%.

 

El 20 de febrero hemos celebrado nuestra llegada a la Diócesis de Guadix. Un motivo de mucha alegría y gratitud por la posibilidad que se nos brinda de poder servir a esta Iglesia desde nuestro carisma, como Hermanas Obreras del Corazón de Jesús.

Sí, después de que el Señor Obispo nos pidiera la apertura de una comunidad, nos sentimos muy ilusionadas con este proyecto que comprendía varias misiones: la atención del albergue diocesano, la colaboración en la sacristía de la catedral y hacer presencia en alguna de las parroquias. Con esta propuesta llegamos a Guadix el 20 de febrero de 2020 y, aunque el año que hemos vivido ha sido difícil y extraño, al igual que para todos, aquí estamos, con los mismos deseos y ganas de seguir sirviendo a la Iglesia en lo que esté a nuestro alcance y podamos.

 

Este tiempo de conversión, de oración, ayuno y limosna, nos quiere ayudar a seguir viviendo la presencia del Señor en la historia de nuestros días y a celebrarlo en el año litúrgico que iniciábamos en el tiempo de adviento. Es una oportunidad preciosa para vivir los grandes misterios de nuestra salvación en Cristo, de la mano de la Iglesia.

En nuestra diócesis de Guadix, vivimos este tiempo de cuaresma en el contexto del año diocesano del Corazón de Jesús. Celebramos el 75 aniversario de la entronización de su imagen, que corona la torre de nuestra Catedral, emblema de la vida espiritual diocesana y de los deseos profundos del corazón creyente: dejar que Cristo sea su verdadera corona, su auténtica esperanza y su vida plena.

Los sacerdotes de la diócesis de Guadix celebraron el inicio de la Cuaresma con un retiro espiritual, que estuvo dirigido por el obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco. El retiro tuvo lugar el miércoles 24 de febrero, en la iglesia del Sagrario, de Guadix, donde los asistentes pudieron mantener la adecuada distancia de seguridad.
El retiro comenzó con la Exposición del Santísimo a la que siguió una reflexión para motivar, en la que el prelado habló de la llamada a l conversión que supone la Cuaresma. Tentaciones y pecado son dos realidades muy presentes en la vida de cualquiera, también de los sacerdotes, y la Cuaresma nos invita a ser muy conscientes de ellas para poder superarlas. Con referencias continuas a la Biblia y otros textos del Magisterio, sobre todo del papa Francisco y su último Mensaje de Cuaresma, D. Francisco Jesús animó a los sacerdotes a aprovechar este tiempo de Cuaresma para salir fortalecidos frente a las tentaciones.

 

Será online, a través de zoom, abierto a todos y gratis, pero conviene inscribirse

La delegación de Apostolado Seglar de la diócesis de Guadix invita a todos, -segarles, consagrados y sacerdotes-, a asistir a la presentación online del Proyecto Pastoral de Acción Católica General. Esta presentación se hará a través de Zoom, el sábado 27 de febrero de 2021, a las 11´00 horas. Para inscribirse, hay que entrar en este enlace: https://cutt.ly/XjGxwE7

Se trata una presentación online y abierta a todos los que quieran participar del proyecto pastoral de Acción Católica General “A vino nuevo, odres nuevos

Mons. Francisco Jesús Orozco, acompañado por el vicario general, José Francisco Serrano; el delegado episcopal de Cultura, Arte Sacro y Patrimonio, Antonio Fajardo; y el delegado episcopal para el Clero, José Antonio Martínez, se reunió el martes 23 de febrero, primero del tiempo de Cuaresma, con los presbíteros y el diácono ordenados en el último decenio. La reunión, debido a la emergencia sanitaria, no ha tenido carácter presencial, al igual que las precedentes, sino que se ha realizado por vía telemática.