Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Nuevamente el Evangelio de Marcos nos transmite el testimonio de otro signo o milagro que Jesús realiza. Una vez más se nos muestra así la llegada del reino de Dios a este mundo terreno, imperfecto, caduco, con presencia del mal y del pecado. Cristo aparece como sanador y libertador, reflejo de la misericordia del Padre que se compadece de cada uno de sus hijos.

Con motivo de la campaña de Manos Unidas contra el hambre, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha escrito una carta pastoral, que se puede consultar completa aquí. Lleva por nombre el lema de la campaña de Manos Unidas de este año: “Contagia solidaridad para cambiar el mundo”. D. Francisco Jesús dice, entre otras muchas cosas que el hecho de que todos seamos hermanos, porque somos hijos de un mismo Padre Dios, “nos lanza a la verdadera solidaridad para acabar con el hambre”. El lema de este año, dice el obispo “nos invita a interrogarnos sobre nuestra comunión de bienes, a fomentar las actitudes de colaboración que sirvan para frenar el hambre y la pobreza de ciento de millones de personas en el mundo.”

Este domingo celebramos una jornada muy especial: la campaña de Manos Unidas contra el hambre. Se trata de un domingo para ser solidarios, para compartir con los que tienen menos que nosotros y, por qué no, para cambiar el mundo con nuestro gesto solidario.
El lema con el que Manos Unidas quiere motivarnos este año, nos invita a la reflexión: “Contagia solidaridad para cambiar el mundo”, un lema que hace referencia a este tiempo de pandemia que nos llena de dolor a todos y que ahonda el sufrimiento de los que menos tienen en el tercer mundo. Por eso, es importante nuestra solidaridad siempre, y en este tiempo de pandemia más.

El viernes 12 de febrero ha fallecido el sacerdote José Gómez Jiménez, a la edad de 87 años. Las exequias serán el sábado 13 de febrero, en la capilla del tanatorio San José, de Granada.
D. José Gómez llevaba ya muchos años retirado de la vida pastoral y vivía en la Residencia Sacerdotal de Gracia, en Granada. Ha desarrollado todo su ministerio sacerdotal prácticamente en el arciprestazgo del Marquesado, donde ha sido párroco de Ferreira, Dólar, Charches, Lanteira, Jérez del Marquesado, Cogollos de Guadix y Albuñán. Finalmente fue nombrado párroco de Alcudia de Guadix, donde se jubiló. Era natural de Fonelas.

Manos Unidas celebra este fin de semana su campaña contra el hambre en el mundo y lo hace con la confianza de ayudar a combatir la pobreza, a pesar de la situación en la que nos encontramos por culpa de la pandemia. Las colectas que se reciban este domingo en las parroquias irán destinadas al proyecto de desarrollo que se va a financiar desde la diócesis accitana y que este año será en Uganda. Será un proyecto de promoción de un entorno rural que ayudará a cientos de familias a salir adelante y a mejorar sus condiciones de vida. Para ello se necesitan 30.000 e que, a lo largo del año, confían recaudar.

El jueves 11 de febrero, la Iglesia celebra la festividad de la Virgen de Lourdes, porque justo ese día, en 1858, la Virgen María se aparecía por primera vez en la cueva de Massabielle a Bernardette Soubirous.

Y este mismo día 11 de febrero, pero de 1953, nacía en Guadix la Congregación de Hermanos Fossores de la Misericordia. Por este motivo, y para conmemorar este feliz aniversario, Monseñor Francisco Jesús Orozco, ha celebrado la santa misa en la capilla de los Hermanos Fossores de la Misericordia, en la Casa Madre de Guadix. Han concelebrado con el obispo el Capellán de la casa, Manuel Muñoz, y el párroco de san Miguel, Antonio Fajardo.

Para mí fue una experiencia gratificante y de mucha satisfacción ver cómo más de 2000 católicos reunidos en el congreso de laicos estábamos y estamos en comunión, con los mismos deseos, pensamientos, necesidades y debilidades.
Salimos inundados de Espíritu Santo, para poder inyectar a la sociedad el amor de Dios, predicar sin complejos y con mucha alegría e ilusión al Señor, sin miedo, porque sabemos que no estamos solos y que para salvarnos a nosotros y al mundo necesitamos esa evangelización sanadora que transforme nuestros corazones.

Este jueves 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes, se celebra en la Iglesia la Jornada Mundial del Enfermo. Este año, desde el departamento de Pastoral de la Salud de la Conferencia Episcopal nos animan a dirigir la mirada tanto a los enfermos como a quienes los cuidan. Sin duda que este año de pandemia está sirviendo para mostrar cuánto dolor hay tras la enfermedad y cuánto bien y cuánta dedicación hay en los profesionales que cuidan al enfermo. “Cuidémonos mutuamente” es el lema con el que se presenta la jornada.

Felipe García Pinteño tiene 25 años y es natural de Huéscar. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, es designado vocal del Arciprestazgo de la Sagra – Huéscar en el Movimiento diocesano de Cursillos de Cristiandad.

 

Contagia solidaridad para acabar con el hambre

Queridos hermanos todos:

 Como hace más de sesenta años, en medio del desequilibrio mundial que provoca la COVID-19, Manos Unidas nos invita a dilatar nuestra mirada y a ser conscientes de la pandemia del hambre y de la falta de los bienes más básicos para la vida en muchísimos hermanos nuestros.

La necesidad de protegernos pone de manifiesto con más fuerza a los más desprotegidos del planeta, a los que sufren con mayor virulencia no tener los bienes necesarios para vivir con dignidad. Golpea a nuestra comodidad que millones de hermanos nuestros carezcan de recursos, no sólo para combatir este virus mortal, sino para alimentarse, poderse confinar en un hogar, o tener información médica para una prevención digna. Es un dolor comprobar que, hasta los protocolos de confinamiento, educación y de prevenciones socio-sanitarias se convierten en un privilegio de algunos y en un déficit para muchos.