Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

El pasado 21 de mayo del 2017 la pedanía de Huéneja, La Huertezuela, recibió la visita extraordinaria de su patrona Ntra. Señora de la Presentación.

Desde el siglo XVII se tienen referencias de la existencia de esta imagen en la localidad de Huéneja y consta por los escritos en los archivos de la parroquia, que muchos años atrás y de manera ininterrumpida, la imagen ha procesionado durante el mes de mayo por diferentes barrios del municipio con el fin de venerar y dignificar a la misma. El devenir de la vida y paso del tiempo hicieron que por diferentes circunstancias esta tradición quedara relegada y olvidada.

“…Fruto del amor son también la misericordia y el perdón. En esta línea, es muy emblemática la escena que muestra a una adúltera en la explanada del templo de Jerusalén, rodeada de sus acusadores, y luego sola con Jesús que no la condena y la invita a una vida más digna (cf. Jn 8,1-11).

“…Fruto del amor son también la misericordia y el perdón. En esta línea, es muy emblemática la escena que muestra a una adúltera en la explanada del templo de Jerusalén, rodeada de sus acusadores, y luego sola con Jesús que no la condena y la invita a una vida más digna (cf. Jn 8,1-11).

Del capítulo 1: «A la luz de la Palabra»  (martes 23-V-2017)

“…se comprende que la desocupación y la precariedad laboral se transformen en sufrimiento, como se hace notar en el librito de Rut y como recuerda Jesús en la parábola de los trabajadores sentados, en un ocio forzado, en la plaza del pueblo (cf. Mt 20,1-16), o cómo él lo experimenta en el mismo hecho de estar muchas veces rodeado de menesterosos y hambrientos. Es lo que la sociedad está viviendo trágicamente en muchos países, y esta ausencia de fuentes de trabajo afecta de diferentes maneras a la serenidad de las familias.

Del capítulo 1: «A la luz de la Palabra»  (martes 23-V-2017)

“…se comprende que la desocupación y la precariedad laboral se transformen en sufrimiento, como se hace notar en el librito de Rut y como recuerda Jesús en la parábola de los trabajadores sentados, en un ocio forzado, en la plaza del pueblo (cf. Mt 20,1-16), o cómo él lo experimenta en el mismo hecho de estar muchas veces rodeado de menesterosos y hambrientos. Es lo que la sociedad está viviendo trágicamente en muchos países, y esta ausencia de fuentes de trabajo afecta de diferentes maneras a la serenidad de las familias.

Nos preparamos para la Jornada de las familias (24 de Junio en Guadix). Cada día se nos ofrece un pequeño texto de La Exhortación del Papa Francisco Amoris laetitia. Nos ayudará un breve comentario  que acompañará al texto magisterial. Se trata de que dediquemos un rato a meditar la reflexión del Papa. Quedan invitados los matrimonios a trabajar juntos el texto. Y por supuesto, esta ventana quiere estar abierta a posibles comentarios, reflexiones compartidas, sugerencias. Ojalá que la meditación diaria de Amoris laetitia suscite un diálogo fluido a través de este medio web.

“La Biblia considera también a la familia como la sede de la catequesis de los hijos. Eso brilla en la descripción de la celebración pascual (cf.Ex12,26-27;Dt6,20-25), y luego fue explicitado en lahaggadahjudía, o sea, en la narración dialógica que acompaña el rito de la cena pascual.

“La Biblia considera también a la familia como la sede de la catequesis de los hijos. Eso brilla en la descripción de la celebración pascual (cf.Ex12,26-27;Dt6,20-25), y luego fue explicitado en lahaggadahjudía, o sea, en la narración dialógica que acompaña el rito de la cena pascual.

Llevamos ya unos 32 años de tradición en la Iglesia española, dónde  celebramos la Pascua del enfermo en la fecha señalada para ello, que es el VI domingo de Pascua.

            La Pascua del Enfermo nos invita a acoger la presencia sanadora de Cristo en su Iglesia para que llegue a todos y, en especial, a los más pobres y necesitados. El lema de este año es Pastoral de la salud y ecología integral”; si bien recordamos, el pasado 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes y día especial de los Enfermos, nos centrábamos  en este mismo lema, para hacer hincapié en la Prevención de la enfermedad, a raíz de la llamada que el Papa Francisco nos hacía en la Encíclica Laudato Si, donde se nos alertaban de los riesgos que el deterioro del medio ambiente y la contaminación tiene para nuestra salud; así como los beneficios sanitarios que nos produce con un cuidado del mismo.

LA ALEGRÍA DEL ESPÍRITU

Es verdad que cuando se tiene una noticia importante o se ha vivido un determinado acontecimiento que nos ha impactado y dejado huella llenándonos de alegría, uno se encuentra tan lleno, que necesita darlo a conocer a los demás, necesita compartirlo para que otros también puedan participar de esa experiencia.