Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Será a las 8 de la tarde, en la Catedral, y todos estamos invitados

El domingo 31 de mayo la Iglesia celebra la fiesta de Pentecostés, la fiesta del Espíritu Santo. Y, como viene siendo habitual, en la víspera tendrá lugar la celebración de una Vigilia de oración, para pedir la intercesión y la fuerza del Espíritu Dios para la Iglesia y para el mundo. Este año, a pesar del estado de alerta sanitaria, la Vigilia de Pentecostés se va a celebrar en la Catedral de Guadix, el sábado 30 de mayo, a las 8 de la tarde. La Catedral estará abierta y se podrá participar en la celebración de manera presencial. Tiene carácter diocesano y, por tanto, todos estamos llamados a vivir y a compartir ese tiempo de oración al Espíritu en la Catedral.

“Para que puedas contar y grabar en la memoria (cf. Ex 10,2).

La vida se hace historia”

A todos nuestros comunicadores:

En esta LIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, quiero felicitaros, en mi nombre y en el de mis hermanos Obispos del sur, a todos vosotros y a los que formáis parte de las distintas delegaciones diocesanas de medios, artífices de la comunicación en la Iglesia y de la Iglesia en el Sur de España. Vuestra labor en el día a día es la mejor expresión de cómo vamos cumpliendo el encargo recibido del Señor de anunciar la Buena Nueva a todas las gentes, siendo luz” hasta los confines de la tierra” (Hch 13,47).

El domingo pasado, el 24 de mayo, se celebraba en la Iglesia la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y el Obispo de Guadix, como Obispo responsable para los medios en la Asamblea de Obispos del Sur de España, felicitó a los comunicadores que trabajan en las delegaciones de medios de las diócesis del Sur. Lo hizo a través de un mensaje en el que D. Francisco Jesús Orozco los felicitaba, además, en nombre de todos los Obispos andaluces.

En su mensaje, el Obispo accitano se hace eco del mensaje del Papa Francisco para esta jornada, al tiempo que pide a los comunicadores que sigan “tejiendo historias, muchas historias que aporten luz y esperanza a nuestro mundo porque se tejen en quien es La Luz y la Esperanza para el corazón del hombre y del mundo. Las necesitamos”.

Será una conferencia online, a través de Zoom, el martes 26 de mayo, a las 7 de la tarde. El enlace para conectarse es: bit.ly/preguntasentidovida

El próximo 26 de mayo a las 19:00 horas tendrá lugar la conferencia online: “La pregunta por el sentido de la vida: Entre el desierto exterior y el castillo interior”, a cargo del catedrático de Filosofía Moral y Política, Agustín Domingo Moratalla.

En estos tiempos de crisis sanitaria tiene más valor que nos preguntemos por el "sentido de la vida" porque hemos visto de cerca la muerte y hemos constatado que, a pesar de nuestro poder médico y tecnológico, somos frágiles, vulnerables y más débiles de lo que nos imaginamos.

Vuelven, aunque nunca se han ido, porque, durante los 70 días de confinamiento, las celebraciones se han podido seguir online, a través de la radio, o la televisión, o internet. Pero sí que vuelven las celebraciones compartidas, celebradas en comunidad, en la parroquia de siempre… ¡como ya había ganas de poder celebrarlas! Y es que este domingo 24 de mayo es el primero que la diócesis de Guadix celebra en la fase 1 de la desescalada y, por tanto, ya puede haber celebraciones con fieles. En todas las parroquias, como antes de la pandemia.

 

 

*Mt 28, 16-20: “Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra”.

Nunca está demás recordar el objetivo de las cosas, la finalidad de las causas, el sentido de la realidad. Hoy se nos aclaran las ideas y éstas sin querer nos llevan a acoger alegremente lo obvio, cayendo en la cuenta de que Jesús completa su misión con la Ascensión a los cielos. Vuelve a la eternidad de donde procede tal y como era: Hombre y Dios. De este modo siempre estará presente ante el Padre Misericordioso el único y verdadero sacrificio por la humanidad caída: el Cordero inmaculado ofrecido al Padre por nosotros y por el perdón de los pecados.

*Mt 28, 16-20: “Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra”.

Nunca está demás recordar el objetivo de las cosas, la finalidad de las causas, el sentido de la realidad. Hoy se nos aclaran las ideas y éstas sin querer nos llevan a acoger alegremente lo obvio, cayendo en la cuenta de que Jesús completa su misión con la Ascensión a los cielos. Vuelve a la eternidad de donde procede tal y como era: Hombre y Dios. De este modo siempre estará presente ante el Padre Misericordioso el único y verdadero sacrificio por la humanidad caída: el Cordero inmaculado ofrecido al Padre por nosotros y por el perdón de los pecados.

Este domingo 24 de mayo se celebra en la Iglesia la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Se trata de tomar conciencia de la necesidad de usar bien los medios de comunicación para anunciar el Evangelio y continuar, así, la misión recibida de Cristo de llevar la Buena Noticia a todas las gentes, hasta el fin del mundo. Y so es a lo que ayudan hoy, más que nunca, los medios de comunicación.

También es una jornada en la que se nos invita a valorar la importancia de los medios de comunicación social en el mundo y la necesidad de hacer un buen uso de ellos, con responsabilidad y en favor del bien común. Y, por supuesto, es un día para concienciarnos de la necesidad de hacer un consumo también responsable de los distintos medios que tenemos a nuestro alcance, y que son muchos.

 

Será una conferencia online, a través de Zoom, el martes 26 de mayo, a las 7 de la tarde. El enlace para conectarse es: bit.ly/preguntasentidovida

El próximo 26 de mayo a las 19:00 horas tendrá lugar la conferencia online: “La pregunta por el sentido de la vida: Entre el desierto exterior y el castillo interior”, a cargo del catedrático de Filosofía Moral y Política, Agustín Domingo Moratalla.

En estos tiempos de crisis sanitaria tiene más valor que nos preguntemos por el "sentido de la vida" porque hemos visto de cerca la muerte y hemos constatado que, a pesar de nuestro poder médico y tecnológico, somos frágiles, vulnerables y más débiles de lo que nos imaginamos.