Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Guadix celebra ya la fiesta de su patrón San Torcuato. El día grande será el miércoles 15 de mayo, pero ya se ha celebrado, del 9 al 13 de mayo, un Quinario de preparación para la fiesta, en la catedral de Guadix. También ha habido una ofrenda floral, con la que los accitanos han podido colaborar con la ornamentación de los tronos. Este martes, día 14, habrá vísperas solemnes y pregón de San Torcuato, como actos previos a la fiesta con la que los accitanos honran a su patrón.

 

La Plataforma Pro Monumento a San Torcuato ha editado una revista para mantener vivo el proyecto de construir un monumento al patrón de Guadix en uno de los accesos a la ciudad accitana. Ya se puede recoger, desde este lunes 13 de mayo, en la Oficina de Turismo, el Museo del Hospital Real y en el Museo de la Catedral. Los ingresos obtenidos por la publicidad servirán para financiar la escultura en bronce de San Torcuato que embellecerá la entrada a Guadix en la rotonda del Hospital y que se pretende inaugurar en mayo de 2020.

La Plataforma Pro Monumento a San Torcuato ha editado una revista con muchos contenidos sobre el patrón de Guadix. se puede recoger, desde este lunes 13 de mayo, en la Oficina de Turismo, el Museo del Hospital Real y en el Museo de la Catedral. Pero, también, se puede consultar desde aquí y descargar. Y, por supuesto, se puede compartir.

La Hermandad de San Isidro Labrador y de Santa María de la Cabeza, ha celebrado durante este fin de semana los actos en honor a sus sagrados titulares, que culminarán el 15 de mayo, día de su onomástica. El Triduo comenzó el jueves día 9, a las 8 de la tarde en la parroquia de Santa María, y finalizó el sábado 11 de mayo.

Los sacerdotes de la diócesis de Guadix peregrinaron el viernes 10 de mayo a Montilla, para participar en la celebración con la que se conmemoraba el 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila, el 125 aniversario de su beatificación y el 50 aniversario de su canonización. Hasta Montilla se desplazó la mitad del clero accitano, acompañado por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, para el que esta ha sido su primera peregrinación con el clero de su nueva diócesis. Lo que no era tan nuevo para Mons. Orozco era la ciudad de Montilla, ya que allí comenzó su ministerio sacerdotal, en la parroquia de San Francisco Solano, que también visitaron los sacerdotes.

Vídeo de la peregrinación de los sacerdotes de la diócesis de Guadix a Montilla, el 10 de mayo de 2019, para celebrar la fiesta de su patrón, San Juan de Ávila.

  Peregrinación a montilla 3

 

 

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL

CHRISTUS VIVIT

DEL SANTO PADRE
FRANCISCO

A LOS JÓVENES Y A TODO EL PUEBLO DE DIOS

Estas religiosas han sido acogidas en el monasterio de las Madres Dominicas de Baza, el único de vida contemplativa que queda en la diócesis de Guadix

El pasado 6 de mayo tuvo lugar la Misa de acción de gracias y de despedida de las monjas dominicas de Huéscar, presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, y concelebrada por varios sacerdotes. También estuvo presente en la celebración la Madre Presidenta de la Federación de la Orden de Predicadores del Sur de España y una representación de religiosas dominicas de la comunidad que hay en Baza. De esta manera se realizaba la supresión del Monasterio “Madre de Dios”, que fue fundado en el año 1576.

 

LLAMADOS A LA SALVACIÓN

Cuidarse y mimarse uno mismo es sano, saludable, es fuente de vida, de “pura vida”. Si, consiguientemente, lo hacemos a los demás, mejor que mejor, porque con esos gestos infundimos optimismo, cercanía, preocupación, encuentro y acogida. Ello es algo que no tiene ni costes ni beneficios económicos, pero sí muchos beneficios personales y comunitarios de diversa índole. Un tipo de beneficios que no se valoran mucho en nuestro mundo neocapitalista e individualista, pero que son necesarios y urgentes de implantar entre nosotros, pues nos jugamos mucho con su ausencia y carencia.

LLAMADOS A LA SALVACIÓN

Cuidarse y mimarse uno mismo es sano, saludable, es fuente de vida, de “pura vida”. Si, consiguientemente, lo hacemos a los demás, mejor que mejor, porque con esos gestos infundimos optimismo, cercanía, preocupación, encuentro y acogida. Ello es algo que no tiene ni costes ni beneficios económicos, pero sí muchos beneficios personales y comunitarios de diversa índole. Un tipo de beneficios que no se valoran mucho en nuestro mundo neocapitalista e individualista, pero que son necesarios y urgentes de implantar entre nosotros, pues nos jugamos mucho con su ausencia y carencia.