Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

El pasado 20 de febrero, el presidente y el consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de la diócesis de Guadix participaron en el pleno del Secretariado Nacional de Cursillos de Cristiandad, que se celebró de forma telemática en la plataforma Cisco Weebex Meeting.
Este encuentro comenzó con las preces de ritual, que dirigió el consiliario nacional Monseñor José Ángel Saiz Meneses, con una especial mención a las víctimas de la actual pandemia, que también se está sufriendo dentro del movimiento.

 

El pasado domingo 21 de febrero, en la catedral de Guadix, se procedió a la bendición de un grupo de seis parejas de novios, en representación de todos los novios de nuestra diócesis.

Dicho acto fue presidido por nuestro obispo Don Francisco Jesús Orozco, en el que habló a los novios de la belleza del amor cristiano: “Dios es Amor”, “el verdadero amor se construye en la verdad por la que todos hemos sido creados”, “el amor existe para siempre”.

Fue un acto sencillo y emotivo, donde las parejas participaron activamente en la celebración de la Eucaristía, realizando las lecturas del día y peticiones. También hubo un testimonio, que fue compartido  al final de la Eucaristía.

El sábado 20 de febrero, a las 11 horas, daba comienzo el encuentro mensual de los seminaristas mayores del Seminario Mayor San Torcuato, de nuestra diócesis de Guadix, con la asistencia de nuestro obispo D. Francisco Jesús Orozco, nuestro rector y vicario general, José Francisco Serrano, y el padre espiritual del seminario, Antonio Fajardo. Asistieron los seminaristas Ángel García, José Luis Linares, Guillermo Parra y el diácono Antonio David Pérez.
Por causa de la pandemia y de los cierres perimetrales de los municipios, la reunión se realizó virtualmente. Es un momento de convivencia muy esperado por todos, en el que ponemos en común nuestras vivencias y en el que recibimos el consejo y ayuda de nuestro obispo y formadores.

El pasado miércoles iniciábamos la Cuaresma con el antiguo rito litúrgico de la imposición de la ceniza, en recuerdo de nuestra debilidad humana y de nuestro deseo de conversión: destruir el pasado para renacer a una nueva vida en Pascua.
En el inicio de estos cuarenta días de oración y de penitencia, nos encontramos con el pasaje de las tentaciones que Jesús tuvo en el desierto al comienzo de su vida pública, tras el bautismo en el río Jordán, y que aparece en los demás evangelios sinópticos (Mateo y Lucas). Lo curioso aquí es que Marcos coloca este episodio de las tentaciones al comienzo de su evangelio, que lo cerrará con la escena de la Pasión y Muerte del Señor, ya que el último capítulo, el capítulo 16, el referente a la Resurrección del Señor, es un añadido posterior para completar los misterios de nuestra fe.

El pasado miércoles iniciábamos la Cuaresma con el antiguo rito litúrgico de la imposición de la ceniza, en recuerdo de nuestra debilidad humana y de nuestro deseo de conversión: destruir el pasado para renacer a una nueva vida en Pascua.
En el inicio de estos cuarenta días de oración y de penitencia, nos encontramos con el pasaje de las tentaciones que Jesús tuvo en el desierto al comienzo de su vida pública, tras el bautismo en el río Jordán, y que aparece en los demás evangelios sinópticos (Mateo y Lucas). Lo curioso aquí es que Marcos coloca este episodio de las tentaciones al comienzo de su evangelio, que lo cerrará con la escena de la Pasión y Muerte del Señor, ya que el último capítulo, el capítulo 16, el referente a la Resurrección del Señor, es un añadido posterior para completar los misterios de nuestra fe.

 

En un año marcado por la celebración del Jubileo del Beato Manuel Medina Olmos, el Año Diocesano del Corazón de Jesús y el Año Jubilar de San José, la cuaresma se presenta como “una nueva ocasión de Gracia que el Señor nos regala”

Coincidiendo con el inicio de la cuaresma, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha escrito una carta a todos los diocesanos invitando a vivir estos días con intensidad y con una auténtica renovación interior, a pesar de la pandemia que está trastocando, un año más, el curso normal de nuestras celebraciones en este tiempo tan especial. Como dice el obispo en su carta, las dificultades de este tiempo han de transformarse en oportunidades para una vivencia de la fe más profunda y auténtica.

 

La delegación de Hermandades y Cofradías de la diócesis de Guadix ha editado una lista de 40 propuestas para vivir la Cuaresma en este tiempo de pandemia. No es una iniciativa para cada día, ni todas se podrán hacer a la vez, pero si son 40 pistas, como 40 son los días de Cuaresma, para vivir más intensamente este tiempo tan especial para todos, y de manera particular, para las hermandades y cofradías. Esta es la lista de las iniciativas para vivir en Cuaresma, o, dicho de otra manera: lo que puede hacer una cofradía en el 2021. Y así las presenta:

Aunque no lo parezca, en el día de ayer arrancaba la Cuaresma, ese tiempo que nos llevará a la Semana Santa. Una Semana Santa que este año va a ser muy distinta, sin pasos en las calles y con celebraciones en nuestros templos, junto con los actos religiosos en torno a los sagrados titulares de las cofradías, eso sí, con medidas de seguridad y con aforo limitado.

 

Cuaresma en el Corazón de Cristo

En el año Jubilar de San José

 Carta pastoral de Mons. FRANCISCO JESÚS OROZCO MENGÍBAR, obispo de GUADIX

Curso 2020-2021. GUADIX, Cuaresma 2021

La cuaresma nos lleva hasta el Corazón de Cristo. Este tiempo de conversión, de oración, ayuno y limosna, nos quiere ayudar a seguir viviendo la presencia del Señor en la historia de nuestros días y a celebrarlo en el año litúrgico que iniciábamos en el tiempo de adviento. Es una oportunidad preciosa para vivir los grandes misterios de nuestra salvación en Cristo, de la mano de la Iglesia.

En nuestra diócesis de Guadix, vivimos este tiempo de cuaresma en el contexto del año diocesano del Corazón de Jesús. Celebramos el 75 aniversario de la entronización de su imagen, que corona la torre de nuestra Catedral, emblema de la vida espiritual diocesana y de los deseos profundos del corazón creyente: dejar que Cristo sea su verdadera corona, su auténtica esperanza y su vida plena.

La Congregación para el Culto Divino ha publicado una nota en la que se establece cómo se deberá administrar la imposición de la ceniza en el inicio de la Cuaresma de 2021, marcada por la pandemia. Se quiere evitar que pueda haber contacto cuando los sacerdotes, como se ha hecho durante siglos, hagan el gesto de la cruz con la ceniza sobre la frente de los fieles. Se mantiene el gesto de imponer la ceniza, pero evitando el contacto y para ello se dispone que simplemente se deje caer la ceniza sobre la cabeza de los fieles y que la fórmula “conviértete y cree en el Evangelio” se pronuncie una sola vez y para todos los fieles.