Oficina de Comunicación - Diócesis de Guadix
Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Las Hermanitas de los Ancianos Desamparados celebraron la fiesta de su fundadora, Santa Teresa Jornet, el lunes 26 de agosto, con una Eucaristía que estuvo presidida por el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco. El obispo se desplazó hasta la residencia de mayores que las hermanitas tienen en Guadix, cerca del barrio de la Estación, para celebrar la Eucaristía, a la que asistieron los ancianos que en ella residen.

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha sido el primero en visitar la exposición de alfarería montada en el patio del Hospital Real de la Caridad de Guadix. En la visita ha estado acompañado del comisario de la misma, que ha explicado al obispo la razón y utilidad de las piezas expuestas, los secretos del barro de Guadix y el modo de realización de las piezas.

Lo venimos diciendo hace tiempo, nunca ha sido fácil vivir el evangelio, nunca ha sido fácil mantener la fe, porque ella se fundamenta en exigencias, en acciones, en convicciones, en valores, en buenos y sólidos pilares, en los máximos, es de “miras altas” y no se anda con rodeos ni con componendas fáciles que se puedan adaptar según nos convenga. Vivir el evangelio es un riesgo continuo que se hace por amor, porque merece la pena, por convencimiento y porque es portador de sentido para la vida personal y comunitaria en cualquier parte del mundo y en cualquier situación.

Lo venimos diciendo hace tiempo, nunca ha sido fácil vivir el evangelio, nunca ha sido fácil mantener la fe, porque ella se fundamenta en exigencias, en acciones, en convicciones, en valores, en buenos y sólidos pilares, en los máximos, es de “miras altas” y no se anda con rodeos ni con componendas fáciles que se puedan adaptar según nos convenga. Vivir el evangelio es un riesgo continuo que se hace por amor, porque merece la pena, por convencimiento y porque es portador de sentido para la vida personal y comunitaria en cualquier parte del mundo y en cualquier situación.

 

El día 22 de agosto, el Seminario Mayor de San Torcuato vivió una jornada de peregrinación a la ciudad de Montilla con motivo del año jubilar por el 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila. Esta efeméride también recuerda el 125 aniversario de su beatificación y 50 de su canonización.

La parroquia de Lanteira se prepara para celebrar el primer Año Jubilar Diocesano de su historia, con motivo del 150 aniversario del nacimiento del beato Manuel Medina Olmos. Comenzará el próximo 30 de agosto, viernes, por la tarde, con una gran celebración de la Eucaristía que estará presidida por el obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco. Se espera que sean muchos los sacerdotes que concelebren, así como los fieles que participen en la celebración. Ese día, se celebra la fiesta litúrgica del martirio del beato Manuel Medina Olmos y sus compañeros mártires y una procesión volverá a sacar por las calles la imagen del lanteirano más ilustre, tanto para la historia como para la Iglesia.

La ciudad de Huéscar se ha sumado, un año más, a tantos y tantos pueblos que el 15 de agosto celebran la Asunción de la Virgen María, haciendo gala de su devoción mariana al alabar a nuestra Madre la Virgen María, bajo la advocación a la Virgen de la Cabeza, sagrada imagen muy querida por los oscenses, que tiene su ermita en la sierra de Marmolance.

 

CON LOS OJOS FIJOS EN JESUCRISTO

Poco a poco, he llegado al convencimiento de que, vivir el cristianismo no ha sido fácil en ningún momento de la historia. Ni antes ni ahora, ni siquiera en el futuro será fácil mantener la fe, ser constantes y perseverantes en este tema, pues siempre la fe, como decíamos la semana pasada, nos lleva a más, nos pide más, nos exige, diríamos hoy, objetivos máximos, miras altas, nada de rebajas ni componendas para edulcorar el mensaje evangélico y la vivencia de este en cada situación concreta. La palabra de Dios es viva y eficaz, es tajante como una espada, como una faca afilada.

CON LOS OJOS FIJOS EN JESUCRISTO

Poco a poco, he llegado al convencimiento de que, vivir el cristianismo no ha sido fácil en ningún momento de la historia. Ni antes ni ahora, ni siquiera en el futuro será fácil mantener la fe, ser constantes y perseverantes en este tema, pues siempre la fe, como decíamos la semana pasada, nos lleva a más, nos pide más, nos exige, diríamos hoy, objetivos máximos, miras altas, nada de rebajas ni componendas para edulcorar el mensaje evangélico y la vivencia de este en cada situación concreta. La palabra de Dios es viva y eficaz, es tajante como una espada, como una faca afilada.

Este martes 13 de agosto comienza el quinario a la Virgen de Gracia, en el barrio de las Cuevas, de Guadix. Será de martes a sábado, a las 8:30 de la tarde, en la iglesia de la Virgen de Gracia. La novedad es que este quinario va a terminar con la bendición de las mujeres embarazadas, el sábado 17 de agosto, en el transcurso de la celebración del último día del quinario. Desde la parroquia de Gracia se insiste en que están invitadas todas las mujeres que estén embarazadas de toda la ciudad de Guadix, no solo las de la parroquia. También se invita a la mujeres de los pueblos de la comarca.