Visita pastoral a las parroquias de Zújar, Baúl y Bácor

 

 

El jueves 20 de octubre, el obispo inició la visita pastoral al arciprestazgo de Baza-Jabalcón, comenzando por la villa de Zújar, Baúl y Bácor.


Tras ser recibido solemnemente en la parroquia de Santa María de la Anunciación, de Zújar, por un nutrido grupo de fieles, visitó las dependencias parroquiales, entre ellas la Casa de la Virgen, lugar de encuentro de los niños de catequesis y de la Hermandad de la Virgen de la Cabeza.
Continuó la jornada con una visita a la casa de las Hermanas Carmelitas que trabajan junto con el Párroco en Zújar y compartió con ellas un rato en comunidad conociendo algo más de su ministerio, su situación en la diócesis y sobre sus vidas, ya que las tres son de Timor y de Indonesia.
La tarde comenzó con el rezo del Santo Rosario en el cementerio, donde realizó una meditación catequética tras cada misterio y rezó un responso por todos los difuntos que descansan en ese campo santo. Al acabar, visitó el tanatorio, propiedad de una familia de Zújar, y la ermita de San Roque, que se encuentra situada enfrente del cementerio.
El broche de oro de la tarde, fue la esperada visita a los abuelos que no pueden asistir a la parroquia y que tanto amor tienen por ella y por el Señor. En sus domicilios, el obispo pudo conocer de primera mano la vida de estas personas, cómo viven la ancianidad y, en el camino, iba conociendo a vecinos que querían acercarse a conocerlo.
La primera jornada acabó con la celebración de la Santa Misa en la parroquia.
Al día siguiente conoció la ermita del Cerro Jabalcón y en qué consiste la multitudinaria romería de la Virgen de la Cabeza.
Tras regresar a la villa, se procedió a la inauguración de la calle dedicada al sacerdote Antonio González Ruiz. Allí conoció de primera mano el ministerio de este sacerdote santo que fue párroco de Zújar durante 27 años y al que el pueblo quiso agradecer su ministerio dedicándole el Callejón de la Iglesia.
La jornada prosiguió con la visita institucional al ayuntamiento y a la nueva piscina municipal, donde procedió a su bendición, acompañado del alcalde de Zújar y concejales del consistorio.
Tras un rato de convivencia con miembros del consejo parroquial, asistió a la catequesis donde entabló un bello diálogo con los niños de la catequesis de Confirmación, a los que también les habló el rector del Seminario, presentándoles la Pastoral Vocacional.
También el obispo se acercó al instituto para conocer de primera mano las instalaciones y la labor de Alberto, el profesor de Religión.
La Visita Pastoral en Zújar culminó con la Misa Estacional, pidiendo por el ministerio del obispo en la diócesis y dando gracias al Señor por su ministerio y por los distintos colectivos que trabajan en favor de la parroquia.
La Visita Pastoral a Baúl y Bácor fue más breve pero no menos intensa. En ambos pueblos se rezó el responso en el cementerio y se celebró la Misa Estacional, pudiendo tener un encuentro con los feligreses. En ambos municipios fue recibido por los alcaldes, destacando que en Baúl administró el sacramento de la Confirmación a una veintena de personas que se habían preparado en los últimos años.

Valeriano Plaza
Párroco de Zújar, Baúl y Bácor