Villanueva de las Torres, Dehesas y Alicún estrenan cura

Sí, estrenan cura en todos los sentidos de la palabra. Primero, porque el nuevo párroco, Manuel Requena, ha tomado posesión de estas tres parroquias que le han sido encomendadas. La celebración tuvo lugar el sábado 19 de septiembre, por la tarde, aunque fue una celebración triple, ya que se realizó en las tres parroquias, una detrás de otra.


Y la segunda razón por la que estrenan cura es porque Manuel, el nuevo sacerdote, es nuevo en todos los sentidos, ya que fue ordenado sacerdote hace quince días, el pasado 5 de septiembre. Este es su primer destino, que le fue encomendado justo al terminar la celebración de su ordenación, en la catedral.
Manuel Requena es natural de Guadix y ha vivido su diaconado en la ciudad accitana y vinculado al Seminario. A parir de ahora será el responsable de pastorear estas tres parroquias, a las que llega con gran ilusión.
En la homilía, Manolo hizo alusión continuamente a los patronos de los respectivos pueblos: Santa Ana, San Bernardino y San Roque, a los que encomendó su ministerio sacerdotal. Se presentó como un cura joven con ganas de cumplir la voluntad de Dios en esta comunidades parroquiales.
Así mismo, mostró su disposición y voluntad para llevar a cabo con mucha ilusión y ganas la tarea encomendada por el Obispos para estos tés pueblos.
También comentó que él “no tomaba posesión de nada, sino que los fieles eran quienes tomaban posesión de su párroco”.
La situación actual y las prisas del momento impidieron tener algún tipo de encuentro tras la Misa, pero la gente quedó muy contenta e ilusionada por el nuevo cura a la vez que recordarán al que lo ha sido durante estos años.
En las celebraciones del sábado, además de tomar posesión el nuevo párroco, se despidió al anterior, Alfonso José García, que ha sido traslado a la parroquia de Fátima, en las Cuevas de Guadix, y como vicario parroquial en el Sagrario.
Antonio Gómez