Una semana intensa en torno a la familia para clausurar el Año de la Familia Amoris Laetitia

 

Durante la semana del 20 al 26 de junio, se celebraba de forma paralela en la diócesis de Guadix el X Encuentro Mundial de las Familias que se desarrollaba en Roma convocado por el Papa Francisco. Bajo el lema “El amor familiar: vocación y camino de Santidad”, se han desarrollado una serie de actividades y celebraciones siguiendo las recomendaciones del dicasterio de Roma.


Comenzamos la semana lanzando del 20 al 26 de junio unas catequesis a través de redes sociales sobre varios aspectos fundamentales de la familia. Dichas catequesis estarán disponibles en la página web de la diócesis para consulta y descarga.
El día 22 junio se realizaba la apertura de dicho encuentro en el Santuario de Nª Sª de Gracia y San Pedro Poveda, donde, después de la Eucaristía oficiada por el párroco Manuel Amezcua, se rezó un rosario por las familias de todo el mundo y en especial por las de nuestra diócesis.
El 24 junio fue en Baza, en la iglesia de la Piedad, donde se celebraba una vigilia de oración, presidida por el rector de ese templo, Emilio José Fernández. Tras finalizar el acto, las familias asistentes pudimos visitar el camarín de la virgen de la Piedad para darle gracias y dejar bajo su manto nuestras súplicas y necesidades.
El 25 de junio, se celebró un Encuentro Diocesano de Familias, en el Centro de Espiritualidad de Guadix, donde pudimos compartir una hermosa Eucaristía presidida por nuestro obispo, D. Francisco Jesús Orozco; una charla formativa impartida por el consiliario de la delegación diocesana de Familia y Vida, Antonio Fajardo; y, más tarde, la comida entre todos los asistentes. Tras la comida se proyectaron unos videos sobre el matrimonio (“matrimonio es más”) y tuvimos la posibilidad de entablar un rico diálogo entre todos los matrimonios presentes.
El domingo 26 de junio y coincidiendo con la celebración de la Octava del Corpus, se clausuraba de forma oficial en nuestra diócesis el X Encuentro Mundial de las Familias. Recibimos de parte de nuestro obispo el mandato para las familias de seguir luchando por la defensa de la familia cristiana como pilar fundamental de la sociedad.
Sin duda, han sido unos días de encuentro vividos con gran intensidad, donde el Espíritu Santo seguro que habrá derramado muchos frutos sobre todas las familias de nuestra diócesis.

Jesús e Inma
Delegado diocesanos de Familia y Vida