Un año más, los jóvenes de la diócesis de Guadix peregrinaron juntos y celebraron la fe en Huéneja

El sábado 21 de octubre tuvo lugar la V Peregrinación Diocesana de Jóvenes, desde La Calahorra hasta Huéneja. Fueron muchos jóvenes que se dieron cita en la mañana de ese sábado 21, en la plaza de la iglesia de La Calahorra. Había jóvenes de la zona de Huéscar, de la zona de Baza y de la zona de Guadix. También había chicos y chicas de algunos colegios concertados, como la Divina Infantita y la Presentación. Casi 200 personas participaron en la peregrinación a lo largo del día.


También el obispo estuvo en la peregrinación, compartiendo con los jóvenes y celebrando con ellos, al final de la jornada, la Eucaristía.
Todo comenzó en La Calahorra. En la iglesia parroquial hubo una primera celebración de envío, presidida por el obispo, que terminó regalando un rosario a cada uno de los participantes. Un rosario que, poco después, iban a necesitar para rezar durante el camino.
Tras unos ejercicios para entrar en calor y un bizcocho, con el que obsequió la parroquia a los asistentes, los jóvenes se pusieron en camino, hasta las afueras de la localidad. Junto al cementerio, en la ermita de San Gregorio, el Patrón, hubo una primera actividad que sirvió para dialogar, compartir y conocerse un poco mejor.
Después, todos emprendieron la marcha hacia el vecino pueblo de Ferreira. En el camino, entre todos, fueron rezando el rosario, cantando y celebrando la fe.
Y de Ferreira a Dólar. Allí pararon para comer. Pero también hubo en este pueblo un momento de celebración en torno al pasaje de la Visitación, que fue representado por un grupo de jóvenes.
Tran un pequeño descanso, todos se encaminaron hacia Huéneja. Primero en la ermita, hubo otro tiempo de oración en torno a la Virgen de la Presentación, Patrona de la localidad, y todos rezaron la oración de consagración a la Virgen María. Después, todos se desplazaron hasta la iglesia parroquial para celebrar la Eucaristía. Don Francisco Jesús Orozco fue quien presidió la celebración y animó a los jóvenes a experimentar el amor de Dios en sus vidas.

Terminó la peregrinación con un pequeño ágape compartido y el regreso a los lugares de origen.
Esta Peregrinación Diocesana de Jóvenes ha estado organizada por la delegación de Juventud y la de Pastoral Vocacional. También han participado algunos párrocos y religiosas que colaboran de manera habitual tanto en la pastoral juvenil como en la vocacional.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix