Tortas fritas y chocolate para ayudar a Cáritas parroquial de Huéscar

Cáritas parroquial de Huéscar ha realizado, un año más, las tortillas de carnaval, una actividad solidaria en favor de esta institución, que tuvo lugar el pasado jueves 7 de febrero, conocido como jueves lardero.

 

Fue en la Casa de Pastoral y en la Calle Alhóndiga, desde las 17.00 horas. Este acto consiste en compartir un chocolate y una torta frita a cambio de un donativo para Cáritas parroquial.

Todo esto, cada año, es posible gracias al nutrido grupo de voluntarios que, como en otras muchas ocasiones, se han puesto manos a la obra, para recaudar fondos para Cáritas, porque todos son conscientes de la tremenda realidad social que estamos atravesando y de que toda ayuda es poca para muchas familias que están sufriendo en este momento, en nuestro municipio.

Por ello, desde la parroquia agradecen la colaboración de todas las personas que, día a día y de manera desinteresada, entregan su tiempo a los demás, acogiendo, atendiendo y escuchando a las personas que sufren precariedad en nuestro entorno más cercano. Ellos siguen siendo el motor y la identidad de este compromiso social y cristiano, que hace vivo el Evangelio y posibilita que se materialice la experiencia de estar al lado de quienes más lo necesitan. Agradecimiento que también se hace extensivo al ayuntamiento del municipio, pues siempre está dispuesto a colaborar con esta institución en todo lo que está de su mano.

Cáritas parroquial de Huéscar

1 1707889657490 x800