Retiro espiritual del arciprestazgo de La Sagra-Huéscar, en Duda

El pasado miércoles 23 de octubre, los sacerdotes del arciprestazgo de la Sagra-Huéscar se reunieron para tener su retiro espiritual mensual. El encargado de dirigir dicho retiro fue el sacerdote Horacio Iruela, párroco de Castilléjar, que quiso que fuera en la ermita de San Eduardo, en el bello paraje de Duda, por los sentimientos que le unen a dicho lugar, ya que dicha ermita se construyó estando él de párroco de San Clemente, hoy ocupado por el pantano.

La temática que escogió fue la carta que el papa Francisco escribió a los sacerdotes con motivo del 160 aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars. Sobre todo, su reflexión giró en torno a las cuatro palabras que vertebran dicha carta: “dolor, gratitud, ánimo y alabanza”.

Tras la reflexión, vino la oración ante Jesús sacramentado, que fue el momento más importante de la mañana. Dicho retiro terminó haciendo una oración por las vocaciones y comiendo en fraternidad.

José Antonio Martínez
Arcipreste de la Sagra-Huéscar