Primera reunión del Consejo Diocesano de Pastoral y del Consejo de Laicos, en el inicio de curso

La diócesis de Guadix celebró, el sábado 12 de noviembre, la primera reunión del Consejo Diocesano de Pastoral y del Consejo de Laicos del nuevo curso. Tuvo lugar la reunión en el Centro Diocesano de Espiritualidad y ambos consejos se reunieron a la vez, en una sola sesión presidida por el obispo, D. Francisco Jesús Orozco.


La sesión comenzó primero con un encuentro con los nuevos laicos que se incorporan al Consejo de Laicos, a los que habló el obispo sobre su tarea en ese consejo y en la vida pastoral de la diócesis. Después, todos los miembros de ambos consejos asistieron a una primera charla sobre el primer anuncio en la transmisión de la fe, un tema central en la pastoral diocesana, pero también promovido por la Conferencia Episcopal para el presente curso. Fue la profesora Susana Vilas Boas, de la Universidad Loyola de Andalucía y profesora de Teología Pastoral en la Facultad de Teología de Granada, quien habló a los asistentes sobre lo que es y no es el primer anuncio, aportando pistas para llevar a cabo ese primer acercamiento a la fe en la actividad pastoral.
Cuidar el primer anuncio de la fe en las parroquias, a pesar de que la gran mayoría de las personas están bautizadas, es uno de los retos pastorales marcados por el plan diocesano de evangelización para el presente curso. Se suma así la diócesis de Guadix a la propuesta pastoral que se realiza desde la Conferencia Episcopal, que también lo incluye en la líneas de acción de este curso, e, incluso, a la que se hace desde el Vaticano, para el que el primer anuncio se ha convertido en una urgencia pastoral no solo donde no se conoce a Jesús, sino también en muchos lugares ya evangelizados, pero marcados cada vez más por una secularización creciente.
Terminó la reunión de los consejos con una presentación de la delegada de Apostolado Seglar, Maika Fornieles, sobre el recorrido de las actividades que prepara su delegación, también marcadas por esa urgencia de cuidar y potenciar el primer anuncio de la fe.
Al final, el obispo comunicó que Marisa Sánchez López será la nueva delegada-presidenta de Manos Unidas en la diócesis de Guadix, en sustitución de Visitación Moya, que ha sido delegada durante muchos años. En ese mismo momento, se le hizo entrega del nombramiento.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix

Consejo Pastoral Susana Vilas Boas 12 1 22