Numerosos fieles acompañaron a la Virgen de la Aurora en un rosario por las calles de Huéscar

Huéscar ha vivido, una vez más, un fin de semana marcado por la devoción mariana y el rezo del rosario. Este segundo domingo de octubre fue la Hermandad de San Juan Evangelista la encargada de sacar en procesión a su titular mariana para rezar el rosario por las calles de la localidad.


La oración comenzó en la ermita de la Aurora, la sede canónica de esta hermandad, y transcurrió a lo largo de la ruta previamente diseñada, culminando en la parroquia de Santa María, donde se celebró la Eucaristía. Una vez concluida la Misa, la Santísima Virgen fue trasladada nuevamente a su ermita, donde la hermandad custodia a sus sagrados titulares.
El cortejo fue encabezado por la cruz de guía, conocida popularmente como la del Santo Cristo de los Muertos, una imagen del Crucificado que data del siglo XVI.

José Antonio Martínez
Párroco de Santa María, de Huéscar