La parroquia de Caniles estrenó seis campanas y nueva iluminación

 

El obispo bendijo las campanas y la nueva iluminación en una jornada de fiesta para Caniles

La Villa de Caniles ha hecho historia al recibir con entusiasmo la bendición de sus seis nuevas campanas para la torre y la inauguración de la nueva iluminación tanto interior como exterior de su templo. El pasado domingo, 15 de octubre, nuestro obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, bendijo las seis campanas recién instaladas en la parroquia de Santa María y San Pedro de Caniles. Además, inauguró la nueva iluminación de la zona exterior e interior del templo, incluyendo la torre, el reloj y la renovación de la fachada de la calle de las campanas. Al evento asistieron las autoridades civiles, como la Señora Alcaldesa Mª del Pilar Vázquez y los miembros del Ayuntamiento de Caniles, junto al Señor diputado de Juventud y Mayores de la Diputación de Granada, Roberto González. También estuvieron presentes diversas asociaciones civiles, Hermandades, Cofradías, Hermanos de San Sebastián, grupos parroquiales, niños de catequesis y, en resumen, toda la feligresía de Caniles.
Después de dar la bienvenida al Señor Obispo por parte de su párroco, Rafael Tenorio, se procedió al rito de bendición de las nuevas campanas y se presentaron los trabajos recientes realizados en el templo. El evento culminó con la revelación de una placa conmemorativa en honor a esta ocasión especial.
El párroco compartió una breve reseña histórica sobre el campanario y la parroquia de Caniles. Este pueblo, con profundas raíces cristianas, ha mantenido su fe a lo largo del tiempo, también a través de los signos externos, y este día marcó un hito en su historia. Al observar el pasado y explorar la historia del pueblo, se puede apreciar que el templo de Santa María y San Pedro albergó un patrimonio artístico y musical envidiable. Las campanas desempeñaron un papel importante en esta historia, pero tristemente, durante la Guerra Civil de 1936, siete de las nueve campanas fueron destruidas, quedando solamente la campana del reloj, de fundición de hierro de 1908, que se encontraba en una espadaña encima del tejado de la torre (conocida como San Pedro), y la campana de Santa María, fundida en bronce en 1913.
Los más ancianos del pueblo aún recuerdan cómo, durante su infancia, las campanas de la torre fueron arrojadas al vacío para ser utilizadas como munición. Después de la Guerra Civil, se lograron recuperar dos campanas: Santa María y San Pedro (la del reloj). Posteriormente, durante el mandato de Don Pascual Cabrera, como párroco, y D. José Antonio Sánchez ,como vicario parroquial, se añadió una nueva campana llamada Sagrado Corazón de Jesús, aunque aún quedaron cinco huecos vacíos en la torre.
Las nuevas campanas que se han instalado proceden de la empresa Campanas y Relojes Rosas, de Torredonjimeno, en Jaén. Esta empresa, líder en el mercado nacional durante más de 150 años, ha fabricado nuestras campanas de manera artesanal y a medida, teniendo en cuenta adornos, grabados y tamaños propios. Estas campanas han recibido los nombres de San Sebastián (co-patrón de Caniles), San Antonio (patrón de Caniles, la cual marca las horas del reloj y toca junto con San Sebastián en los meses de verano), Virgen del Carmen (abogada de las ánimas del purgatorio), Obispo Manuel Medina Olmos (en honor al obispo de Guadix, coincidiendo con el 30 aniversario de su beatificación), Sacerdotes mártires Canileros (que toca el ángelus todos los días), y San Rafael Arcángel (ubicada en el interior del templo parroquial, donde solía estar el carrillón para las "minervas y procesiones claustrales con el Santísimo").
La última campana, San Rafael Arcángel, recibe su nombre en honor al custodio y protector de Córdoba, San Rafael Arcángel, debido a la presencia destacada de este arcángel en la ciudad cordobesa y su devoción. Dado que el Obispo también es cordobés y siente un profundo cariño por Caniles, se ha elegido este nombre en su honor.
En el cierre del evento, D. Francisco Jesús agradeció al párroco, Rafael Tenorio, su destacada labor y dedicación a la parroquia durante sus dos años al mando. También expresó su gratitud a la Señora alcaldesa Mª del Pilar y a la corporación municipal del Ayuntamiento por su colaboración en el proyecto, junto con el miembro de la Diputación de Granada, D. Roberto, por su apoyo y contribución a la iluminación, tanto del exterior del templo como del adorno de la fachada de la calle de las campanas, así como la parte del campanario.
El evento concluyó con fuegos artificiales, el repique de todas las campanas y una merienda en el salón parroquial. Verdaderamente, fue una tarde inolvidable para la parroquia y, sobre todo, para el pueblo de Caniles, que, después de tantos años, vuelve a tener su campanario completo. Desde aquí, se agradece a todos su presencia, colaboración y apoyo.


Rafael Tenorio
Párroco de Caniles