La delegación de Familia y Vida participa asiste al Curso de Formación de Agentes de Pastoral de Familia organizado por la CEE

 

Los delegados de Pastoral de Familia y Vida de la diócesis de Guadix han participado en el Curso de Formación de Agentes de Pastoral de Familia y Vida organizado por la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la vida de la Conferencia Episcopal Española, que ha tenido lugar en Guadarrama (Madrid) del 4 al 7 de julio. Este año, se ha abordado el tema de la pastoral de la vida humana a la luz de la declaración Dignitas Infinita sobre la dignidad humana (Dicasterio para la Doctrina de la Fe), ofreciendo contenidos teológicos y, sobre todo, propuestas para que en las diócesis se implemente esta pastoral tan necesaria.

 

Mons. José Mazuelos, obispo de Canarias y presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la CEE, fue el encargado de la apertura del encuentro y presentación del curso, así como de la primera ponencia: “La urgencia de una Pastoral de la vida humana, a la luz de la declaración Dignitas infinita”.

El 5 de julio, se impartieron otras dos conferencias. Por la mañana, el director del departamento de Pastoral de la Salud, José Luis Méndez, habló sobre el cuidado como clave de la Pastoral de la vida humana. Por la tarde,  el doctor Manuel Martínez-Sellés, jefe de la Sección de Cardiología del Hospital Universitario Gregorio Marañón y presidente del ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, ofreció una amplia visión sobre la Pastoral al inicio de la vida humana. 

El sábado se dieron a conocer distintas experiencias en dos mesas redondas: una sobre “prevención, formación y acompañamiento en torno a la violencia sobre personas en situaciones de vulnerabilidad”; y otra, sobre “cyberbulling, adicciones y suicidios: herramientas para la prevención y ayuda de niños, adolescentes y jóvenes”

También se presentaron experiencias, en dos comunicaciones, sobre los materiales de los “Itinerarios Catecumenales para la vida matrimonial”, centrados en los materiales del curso de preparación matrimonial. Dicha presentación corrió a cargo de dos de los delegados que participabana en el encuentro: Fran Albalá Ramírez, delegado de Pastoral de la diócesis de Bilbao, y Ramón Acosta Peso, delegado de Pastoral Familiar de la diócesis de Málaga.

Una ponencia sobre la “Pastoral al final de la vida humana” abrió la última jornada, el domingo 7 de julio, a cargo del doctor Jacinto Bátiz, médico especialista en cuidados paliativos y experto en ética y deontología médica. Clausuró el encuentro Mons. José Mazuelos, presentando las conclusiones del curso.

Un año más, esta formación ha permitido a los delegados de Familia y Vida estar en contacto con la mayoría de delegaciones de pastoral familiar de toda España, intercambiando experiencias y formas de trabajar en la pastoral de la familia y la vida. Asimismo, ha servido para conocer en profundidad la declaración “Dignitas infinita sobre la dignidad humana”, documento cuya lectura es muy recomendable.

Jesús Galera Martínez

Mª Inmaculada Triguero García

Delegados de Pastoral de Familia y Vida