La CEE aprueba el texto oficial de las Letanías en honor de San José

 

En la última Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, celebrada los días 22 y 23 de junio, se aprobó el texto oficial de la traducción al castellano de las letanías en honor a San José, a las que el papa ha añadido siete nuevas invocaciones en su texto en latín. Ahora se aprueba la traducción al castellano y a las demás lenguas cooficiales de estas siete nuevas invocaciones y se promulga cómo quedan las letanías en honor de San José a partir de ahora.

Es más, la Comisión Episcopal para la Liturgia lo que ha hecho es ir más allá, aprobando no solo la traducción de las siete nuevas intenciones, sino la traducción completa de las letanías a San José, ya que no había un texto oficial en español ni en las distintas lenguas cooficiales.

La incorporación de 7 nuevas invocaciones en estas letanías es una propuesta del papa Francisco en el contexto del Año de San José, sugeridas por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Han sido tomadas de diversas intervenciones papales, en las que ha reflexionado sobre algunos aspectos de la figura del Patrón de la Iglesia universal.

Las nuevas invocaciones de las letanías de San José, propuestas en latín, son: “Custos Redemptoris” (Custodio del Redentor), “Serve Christi” (Servidor de Cristo), “Minister salutis” (Ministro de la salvación), “Fulcimen in difficultatibus” (Apoyo en las dificultades), “Patrone exsulum” (Patrón de los exiliados), “Patrone afflictorum” (Patrón de los afligidos) y “Patrone pauperum” (Patrón de los pobres).

La invocación “Custos Redemptoris” fue mencionada por San Juan Pablo II en la exhortación apostólica Redemptoris custos; la invocación “Serve Christi” fue una expresión de San Pablo VI en una homilía de marzo de 1966 que también es citada en la exhortación Redemptoris custos; la invocación “Minister salutis” es de San Juan Crisóstomo citada en la Redemptoris custos; mientras que las invocaciones “Fulcimen in difficultatibus”, “Patrone exsulum”, “Patrone afflictorum”, “Patrone pauperum” son mencionas en la carta apostólica Patris corde.

Desde el Vaticano se ha pedido que sean las Conferencias Episcopales de cada país las que realicen la traducción oficial del latín a sus propias lenguas, y esto es lo que acaba de hacer la Conferencia Episcopal Española.

Cabe recordar que, en este Año de San José, promulgado para conmemorar el 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia universal, el papa Francisco ha publicado, además, la carta apostólica “Patris Corde”, con la intención de “que crezca el amor a este gran santo, para ser impulsados a implorar su intercesión e imitar sus virtudes.

Antonio Gómez

 

Este es el texto oficial de las letanías aprobado por la Conferencia Episcopal Española:

LETANÍAS EN HONOR DE SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

Versión en español

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

 

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

 

Dios, Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios, Hijo, redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios, Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Trinidad Santa, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

 

Santa María, ruega por nosotros.

San José, ruega por nosotros.

Glorioso descendiente de David, ruega por nosotros.

Luz de los patriarcas, ruega por nosotros.

Esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.

Custodio del Redentor, ruega por nosotros.

Custodio casto de la Virgen, ruega por nosotros.

Tú que alimentaste al Hijo de Dios, ruega por nosotros.

Diligente defensor de Cristo, ruega por nosotros.

Servidor de Cristo, ruega por nosotros.

Ministro de la salvación, ruega por nosotros.

Cabeza de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.

José, justísimo, ruega por nosotros.

José, castísimo, ruega por nosotros.

José, prudentísimo, ruega por nosotros.

José, fortísimo, ruega por nosotros.

José, obedientísimo, ruega por nosotros.

José, fidelísimo, ruega por nosotros.

Espejo de paciencia, ruega por nosotros.

Amante de la pobreza, ruega por nosotros.

Modelo de los trabajadores, ruega por nosotros.

Esplendor de la vida doméstica, ruega por nosotros.

Custodio de las vírgenes, ruega por nosotros.

Columna de las familias, ruega por nosotros.

Apoyo en las dificultades, ruega por nosotros.

Consuelo de los que sufren, ruega por nosotros.

Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros.

Patrono de los exiliados, ruega por nosotros.

Patrono de los afligidos, ruega por nosotros.

Patrono de los pobres, ruega por nosotros.

Patrono de los moribundos, ruega por nosotros.

Terror de los demonios, ruega por nosotros.

Protector de la santa Iglesia, ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

 

V- Lo nombró administrador de su casa.

R- Señor de todas sus posesiones.

Oremos.

Oh, Dios, que con inefable providencia elegiste a san José como esposo de la santísima Madre de tu Hijo, concédenos que merezcamos tener como intercesor en el cielo

al que veneramos como protector en la tierra. Por nuestro Señor, Jesucristo.

R Amén.