La Catedral acogió la celebración de la Patrona de la Guardia Civil en Guadix

 

La Guarida Civil de Guadix celebró a su Patrona, la Virgen del Pilar, con un Misa solemne, en la Catedral, que estuvo presidida por el obispo, D. Francisco Jesús Orozco, y que contó con los miembros que forman el Cuerpo de la Guardia Civil en la ciudad accitana, encabezados por el capitán de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadix y comarca. Acompañaron a los guardiaciviles las instituciones de la localidad, tanto militares como jurídicas y civiles, los familiares y los fieles que quisieron compartir con este Cuerpo el día de su fiesta. Entre esas instituciones, estaban el alcalde de Guadix y miembros de la corporación municipal.

En la celebración, el obispo habló del sentido de la fiesta, de lo que supuso la Virgen María para el apóstol Santiago y para los que anunciaron el Evangelio en aquellos primeros momentos, y lo que supone para la Iglesia hoy. También habló del patronazgo de la Virgen del Pilar para la Guardia Civil. Así, dijo el obispo que “al igual que sucedió entonces con Santiago, hoy son otros los ríos ebros por los que a menudo nuestra vida se cuestiona, se asusta, se desespera. Y hoy son también otros las cerrazones con las que nos encontramos, no ya tanto al intentar anunciar el Evangelio, sino al intentar sencillamente ser dignamente humanos”.

Por eso, -continuó el obispo en la homilía- con la advocación del Pilar hoy públicamente damos gracias a la Guardia Civil por lo mucho y bueno que hacen, desde su particular aportación en beneficio de la paz, de la unidad y de la justicia, a favor de la seguridad y como salvaguarda de los momentos de riesgo en todos los caminos de nuestro mundo. Mientras deambulamos peregrinos en esta tierra y la Guardia Civil esté como compañía amiga a nuestro lado, no hay que temer. Lo vemos en estos tiempos difíciles de inseguridad y de falta de unidad, de tanta corrupción, de tantos peligros plurales, en este tiempo de pandemia que aún no ha pasado, de amenazas nucleares, de guerras injustas en las que siguen muriendo tantos inocentes, de lucha por el dominio energético… esto por destacar algunas de las oscuridades y las tormentas de nuestro presente. Y nuestra Guardia Civil siempre garantizando, en este contexto, paz y seguridad para todos. Muchas gracias”.

En el ofertorio, los guardiaciviles presentaron una corona de laurel, que depositaron a los pies de la imagen de la Virgen del Pilar en recuerdo de los guardias fallecidos en acto de servicio o después de una larga vida de entrega. También se ofreció la Misa por los guardiaciviles y sus familiares que han fallecido recientemente.

Con esta celebración, un año más la Guardia Civil accitana honró a su Patrona, la Virgen del Pilar, y los accitanos pudieron agradecer la labor que realiza este Cuerpo de la Guardia Civil, tanto en la ciudad y en la comarca.

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix