Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas. Dios te ama, Dios te llama

 

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas

21 de abril de 2024

«Hágase tu voluntad. Todos discípulos, todos misioneros»

 

 DÍA PRIMERO

«DIOS TE AMA, DIOS TE LLAMA»:

Principio y fundamento

 

Texto base

«Ustedes no están aquí por casualidad. El Señor los llamó, no solo en estos días, sino desde el comienzo de sus vidas. A todos nos llamó desde el comienzo de la vida. Él los llamó por sus nombres […]. Hemos sido llamados porque somos amados. Es lindo. A los ojos de Dios somos hijos valiosos, que él llama cada día para abrazar, para animar, para hacer de cada uno de nosotros una obra maestra única, original […]. Dios te ama, Dios te llama» (del Discurso del papa Francisco en la ceremonia de acogida de la JMJ en Lisboa, 3 de agosto de 2023).

Proclamación de la Palabra de Dios Lc 19,1-6).

«En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad. En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo: “Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa”. Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento».

Meditación

Dejamos un rato en silencio para meditar las palabras del Evangelio, y leemos la carta de Jesús, en la que nos invita a tomar el compromiso para hoy.

 

Carta de Jesús

Querido hijo mío, querida hija mía:

Hoy deseo recordarte que estoy contigo en este camino de la vida. Desde el comienzo de tus días, he estado llamándote por tu nombre, esperando con amor que reconozcas mi voz entre el ruido del mundo que te rodea. No estás aquí por casualidad, sino porque te amo con un amor incondicional y eterno.

Te llamo a escuchar mi voz en el silencio de tu corazón, a abrirte a mi presencia y a permitirme guiarte en cada paso que des.

En este día, te invito a comprometerte a escuchar mi llamada y a responder con generosidad y confianza.

Recuerda que te he llamado por un motivo especial y que confío en tus capacidades para cumplirlo. Permíteme ser tu compañía en este viaje y verás cómo mi amor transforma tu vida y la de aquellos que te rodean.

Que este día sea una oportunidad para fortalecer nuestra relación y para acercarte más a mí. Confía en mi amor y en mi plan para ti, y juntos construiremos un futuro lleno de esperanza y bendiciones.

Con amor infinito,

Jesús

 

Compromiso

Dedica hoy un rato a la oración y la reflexión, buscando entender cuál es mi voluntad para ti en este momento de tu vida.

 

Final

Terminamos recitando juntos la ORACIÓN de la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones y la Jornada de Vocaciones Nativas.

 

«HÁGASE TU VOLUNTAD. TODOS DISCÍPULOS, TODOS MISIONEROS»

Padre, ayúdanos a hacer tu voluntad cada día, en cada momento.

Que no nos cansemos nunca de buscar lo que quieres de nosotros, para que todos, con alegría, nos sepamos discípulos tuyos.

Que todos, con generosidad, nos sintamos misioneros, enviados a llevarte allí donde tú deseas que vivamos nuestra fe.

Que no falten nunca jóvenes que, reconociendo tu llamada, digan, sin miedo: «Hágase tu voluntad»; y que aquellos a quienes llamas a una especial consagración, aquí y donde la Iglesia aún está naciendo, cuenten todos con nuestra compañía y ayuda.

Que tu Madre, María, nos enseñe a decir: «Hágase en mí según tu palabra» y nos fortalezca en nuestro compromiso contigo y con la Iglesia. Amén.