Jornada de confraternización de la Hermandad del Rosario de Guadix con la de Granada

La Hermandad Sacramental de san Miguel y Pontificia Archicofradía del Santísimo Rosario de Guadix vivió, el domingo 19 de noviembre, una jornada de confraternización con la Archicofradía del Rosario de Granada, con motivo del quinto aniversario de la recuperación y bendición de la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Guadix.

A las ocho treinta de la mañana, partía de Guadix un autobús completo con hermanos, feligreses y amigos de la parroquia y Hermandad de san Miguel, para vivir esta Jornada tan especial. La Archicofradía del Rosario de Granada fue madrina de honor de la bendición de la sagrada imagen de nuestra señora del Rosario de Guadix, que fue bendecida por el administrador diocesano de Guadix, por encontrarse la sede vacante, José Francisco Serrano.

A las 10 de la mañana, celebramos la santa Misa dominical, presidida por nuestro padre director, Antonio Fajardo, en la Basílica de la Virgen de las Angustias. Agradeceremos al párroco, Blas Gordo, su atención y facilidades para poder empezar esta jornada con la Eucaristía en la casa de todos los granadinos, los de la ciudad y la provincia. Posteriormente, Antonio Fajardo nos explicó la basílica y el Cristo de Pablo de Rojas que se encuentra en la sacristía; y también el Cristo del patio contiguo a la sacristía y el famoso soneto "No me mueve mi Dios para quererte..."

A continuación, hicimos un pequeño recorrido urbano, en el que nuestro párroco también nos ilustró sobre la Carrera de la Virgen, la fuente de las Batallas, la plaza de Puerta Real, Ayuntamiento y Plaza del Carmen, el Corral del Carbón, la Real Chancillería y la Carrera del Darro. Agradecemos a Antonio Fajardo sus desvelos para que todos disfrutáramos viendo estos lugares tan emblemáticos de la capital.

A medida mañana, visitamos el extinto convento de san Bernardo. Allí contamos con un guía excepcional, Andoni, que nos descubrió la figura de san Bernardo y la espiritualidad cisterciense, y tuvimos el privilegio de ver la Alhambra desde el convento. Las vistas son excepcionales.

Tocó reponer fuerzas junto a nuestros hermanos del Rosario de Granada, sobre las tres de la tarde, en una hermosa sala que nos dejaron los padres dominicos. El menú: bocadillo de pollo, refresco, cerveza. Y terminamos con el anís de Rute y los famosos mantecados de Isidro, que supieron a poco. Agradecemos al padre Larios, superior de la comunidad, su acogida.

José Antonio Palma, vocal de cultos y especialista en la historia de la Orden Dominicana, nos hizo una magistral visita que dio comienzo en la plaza de Santo Domingo, claustro del hoy Colegio Mayor Santa Cruz la Real, sacristía e iglesia, para terminar con la "joya de la corona", el camarín de la Virgen del Rosario, sin duda un reflejo del cielo en la tierra. El conocimiento, el amor e interés de José Antonio Palma nos hizo vivir y sentir la historia y la fe. La Archicofradía del Rosario de Granada se portó como auténticos hermana, acompañándonos y poniendo a nuestra disposición su tiempo e instalaciones. Terminamos rezando la salve en el camarín de la Virgen de Lepanto, como también se le conoce a la Virgen del Rosario de Granada, y con las palabras de José Antonio Palma, que no olvidaremos: "hoy, como ayer, todos los lepantos de la sociedad y de nuestra vida, se ganan empuñando la misma arma: el rosario”.

Fue un día muy especial, que, como iglesia, queremos compartir con toda nuestra querida diócesis de Guadix.

José Manuel Martos Segura

Vice hermano mayor de la Hermandad del Rosario, de Guadix