Huéscar honró, un año más, a las Santas Benditas, Alodía y Nunilón

Como cada 22 de octubre, Huéscar ha conmemorado la celebración del día del martirio de sus Patronas, Alodía y Nunilón. Pero este año ha sido especial y quedará en el recuerdo del pueblo oscense, ya que, antes de comenzar la Eucaristía en este día de fiesta, tuvo lugar la bendición de dos imágenes de las Santas que han sido colocadas en las hornacinas de la fachada de la puerta mayor de la iglesia.


Las imágenes fueron bendecidas por el sacerdote Manuel Millán, que es hijo Huéscar y que profesa una gran devoción a las Santas. Tras la bendición y el canto del himno, los oscenses rompieron con un gran aplauso de agradecimiento.
Después, y tras la cruz parroquial y el cuerpo de monaguillos, las hermandades y cofradías, los fieles, el alcalde, la corporación municipal y los sacerdotes se dirigieron al interior de la iglesia parroquial para celebrar la Eucaristía. Presidió el párroco, José Antonio Martínez, y concelebraron los sacerdotes hijos de Huéscar José Díaz y Manuel Millán. Asistió en la celebración el diácono de la parroquia, Guillermo Parra.
En la homilía, el párroco hizo referencia a la fe que Alodía y Nunilón profesaron, hasta el punto de dar su vida a una corta edad. De este modo, pretendió hacer caer en la cuenta, a los asistentes, que todas las edades son propicias para hacer que la fe crezca en nuestra vida. Y aprovechó para invitar a los adolescentes y jóvenes a participar en las distintas actividades que se llevan a cabo en la parroquia. Al finalizar, las Santas procesionaron alrededor de la iglesia parroquial.
Es un orgullo para los hijos de esta tierra ver cómo año tras año, generación tras generación, la celebración de la feria en honor a las Santas Alodía y Nunilón hace brotar los más nobles y bellos sentimientos en los corazones de los oscenses. En estos días de feria se viven las tradiciones y se mantiene viva la fe que un día recibieron de sus padres y que ahora se sigue transmitiendo a las nuevas generaciones.
¡Viva las Santas! ¡Vivan las patronas de Huéscar!

José Antonio Martínez
Párroco de Huéscar