Hoy se celebra la IV Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la creación

El 1 de septiembre la Iglesia celebra cada año la Jornada Mundial de oración por el cuidado de la creación. En esta cuarta edición de la jornada el Santo Padre ha hecho público un mensaje en el que agradece “al Señor por el don de la casa común y por todos los hombres de buena voluntad que están comprometidos en custodiarla”. Al mismo tiempo, agradece también “los numerosos proyectos dirigidos a promover el estudio y la tutela de los ecosistemas, los esfuerzos orientados al desarrollo de una agricultura más sostenible y una alimentación más responsable, las diversas iniciativas educativas, espirituales y litúrgicas que involucran a tantos cristianos de todo el mundo en el cuidado de la creación”.


En esta ocasión, el Papa Francisco llama la atención “sobre la cuestión del agua, un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible. Y, sin embargo, «el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la supervivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos. Este mundo tiene una grave deuda social con los pobres que no tienen acceso al agua potable, porque eso es negarles el derecho a la vida radicado en su dignidad inalienable» (Enc. Laudato Si’, 30).
La Comisión Episcopal de Pastoral Social de la CEE hizo público recientemente también su mensaje para la celebración de esta jornada.
Y aquí se puede leer el mensaje del Papa Francisco para esta jornada.
Otros materiales para la Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la creación