El Tribunal Eclesiástico, también, para sanar heridas

“En torno a las causas de nulidad hay muchas “fake news”, como se dice actualmente, pensando que el proceso es algo inalcanzable, difícil, largo, costoso… pero nada de eso”

 

Aun en la Cuarentena, el Tribunal Eclesiástico de nuestra Diócesis de Guadix sigue trabajando, remotamente eso sí, para cumplir con los plazos y las consultas que por vía telefónica se le presentan.

En estos dos últimos años se han tramitado ocho causas de nulidad matrimonial de nuestra geografía diocesana, mediante el proceso judicial previsto y se ha intentado acoger y atender a los distintos casos que se han presentado.

La labor del Tribunal Eclesiástico es una labor callada, y muchas veces desconocida, que viene a ser un “Hospital de Campaña”, como diría el Papa Francisco, y quiere estar cercano y sanar las heridas que se producen cuando un matrimonio se rompe.

Es por eso que queremos animar a todas las personas que hayan fracasado matrimonialmente o estén pasando por un mal momento, para que consulten con cualquiera de los miembros de nuestro Tribunal y puedan ser aconsejados. Solamente es necesario hablar con el párroco más cercano y él les dirá cómo ponerse en contacto.

En torno a las causas de nulidad hay muchas “fake news”, como se dice actualmente, pensando que el proceso es algo inalcanzable, difícil, largo, costoso… pero nada de eso. Desde el Tribunal se intenta aconsejar de la mejor manera para que las causas puedan ser tramitadas diligentemente y lo más importante, de la manera más humana y cristiana posible, atendiendo a todas las dificultades morales y económicas que se presenten.

Valeriano M. Plaza Expósito

Notario Actuario