El obispo de Guadix clausuró el mes de la creación desde Face Retama, bendiciendo los campos y pidiendo cuidado y respeto al mundo que habitamos

Hace una semana, el 4 de octubre, se celebraba el día de San Francisco de Asís, un santo que para la Iglesia y para todos es el patrón de la ecología y del respeto a la creación. Ese día de San Francisco, además, se clausuraba en la Iglesia el mes dedicado al cuidado de la creación. Comenzó el 1 de septiembre, Día Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, y terminó el 4 de octubre. Un mes para que los cristianos renueven en todo el mundo su fe en Dios creador y se unan de manera especial en la oración y tarea a favor de la defensa de la casa común.


El tema elegido para este 2022 ha sido “Escucha la voz de la creación”. Y es que la creación, el clima, el entorno que habitamos, nos habla de cómo sufre y clama un mayor respeto y concienciación. El mimo papa Francisco, hace unas semanas decía que “el estado de degradación de nuestra casa común merece la misma atención que otros retos globales como las graves crisis sanitarias y los conflictos bélicos”. Este mes de la creación ha querido contribuir a ello.
En la diócesis de Guadix se clausuraba el mes de la creación con una jornada de oración y celebración en Face Retama, presidida por el obispo diocesano D. Francisco Jesús Orozco. Hubo tiempo para la adoración del Santísimo y para la celebración de la Eucaristía. Y el obispo, al terminar, bendijo los campos y la naturaleza circundante, en medio de ese paraje que nos recuerda el anuncio de la fe en tiempos de San Torcuato y que hoy es lugar de anuncio del mensaje de la “Laudato si” del papa Francisco: que tenemos que cuidar más y mejor la casa común que habitamos.

Antonio Gómez
Delegado diocesano de MCS. Guadix