El obispo bendijo la restauración de la parroquia de Almaciles, tras dos años de obras

 

En la tarde del pasado sábado 17 de septiembre, la parroquia de San Antón Abad, de Almaciles, vivió una intensa y festiva jornada con la presencia del Sr. obispo y el vicario general de la diócesis. El motivo era dar por finalizadas las obras de restauración y mejora en la iglesia parroquial y el campanario de la misma, que han durado dos años.



El edificio sufría una potente humedad provocada por aguas subterráneas, que afectaba a los cimientos de muros y columnas. Según el arquitecto diocesano, Emilio García Hernández, para salvar el edificio era urgente hacer esta intervención que ha supuesto un coste total de 62.000€. Se ha costeado con la ayuda del obispado de Guadix (35%), del ayuntamiento de Puebla de D. Fadrique (35%) y de la aportación generosa de todos los almacileños (30%). La ejecución de obra ha estado a cargo de la empresa JOMASIAL S. L., de Puebla de Don Fadrique.

A las 18:45h del sábado, era recibido el obispo por el cura párroco, José Gabriel Molina, acompañado por la alcaldesa pedánea, Albina Mateos Martínez, la alcaldesa de Puebla de D. Fadrique, Laura Gómez, y gran número de vecinos. Después de saludar a las autoridades y vecinos congregados en la puerta de la parroquia quiso el obispo comprobar el magnífico resultado de la obra. Se celebró una solemne Eucaristía de acción de gracias, acompañados por los cantos de la Cuadrilla de Animeros de San Antón. Don Francisco Jesús, en su homilía, destacó el esfuerzo de todas las partes para restaurar esta Iglesia que data de 1540, donde tantos almacileños vivieron y celebraron su fe. Al finalizar, tanto el arquitecto como la empresa constructora, explicaron a los fieles resumidamente la importancia de esta obra así como la tardanza en su finalización.

De nuevo en la plaza, al pie del campanario, el obispo descubrió una placa conmemorativa de este acto y las dos alcaldesas expresaron, con unas cariñosas palabras, el agradecimiento a todos por su aportación a esta obra y al obispo su disponibilidad para seguir colaborando en lo que afecta a los asuntos comunes de los ciudadanos.

Después, el obispo visitó la plaza dedicada al beato mártir Fortunato Arias, hijo de esta localidad, que se inauguró el pasado 18 de agosto, y rezó frente al azulejo artístico con su imagen, pidiendo por todos los almacileños que tuvieron que emigrar en busca de trabajo.

Finalizados los actos oficiales, el ayuntamiento sufragó una generosa invitación a todos los presentes en el Salón Social de la pedanía, en la que, obispo y feligreses tuvieron un agradable momento de convivencia, en la primera visita del prelado a esta parroquia.


José Gabriel Molina Castellar
Párroco de Almaciles y Puebla de D. Fadrique