El movimiento de Vida Ascendente inauguró un nuevo curso

El día 27 de octubre, en la iglesia de Nuestra Señora de la Merced, de Baza, dio comienzo el presente curso de Vida Ascendente. Estaban invitados los grupos que hay constituidos en la diócesis de Guadix. En esta ocasión asistieron miembros de los grupos, de las parroquias de Baza, Caniles y Zújar.


Comenzó el encuentro con un momento de oración, a continuación unas palabras de bienvenida por parte de José Antonio Sánchez López, consiliario saliente, y del nuevo consiliario, José Antonio García Varón, el cual transmitió -a todos los que se habían congregado para el encuentro- el saludo afectuoso y paternal del obispo D. Francisco Jesús Orozco, que se encontraba realizando la visita pastoral a parroquias del arciprestazgo de Baza. También, María Josefa Vílchez acogió a todos los participantes, informó sobre la marcha del movimiento a nivel nacional y zonal, y constató la incorporación de nuevos miembros en algunos de los grupos que hay en la diócesis. Seguidamente, invitó a que los animadores presentes relatarán los aspectos más significativos de la vida de cada grupo de Vida Ascendente.
Durante el encuentro se percibió un ambiente eclesial muy significativo, con bellos testimonios personales que han puesto de manifiesto, la presencia entrañable de Dios y de su Iglesia en la vida -tanto personal como grupal- de los miembros de Vida Ascendente.
Alguno de los asistentes manifestó que “ojalá hubiera sentido este cambio hace muchos años, pero que los caminos y los designios del Señor son inescrutables”. Así decía:
“Al llegar a esta etapa de la vida, los intereses que nos mueven a actuar van cambiando paulatinamente, hasta que llega un momento en el cual, lo material y lo físico van perdiendo importancia, frente a lo emocional y lo espiritual”.
También hubo un tiempo para la formación y reflexión en torno al tema “Dios nos llama a seguirle como grupo de Vida Ascendente”.
La celebración de la Eucaristía fue el momento central del encuentro, pues en ella se recogía, se celebraba y oraba todo lo vivido en el comienzo del presente curso. Todo fue preparado y participado por los grupos asistentes: con intensidad, alegría y fe. El encuentro terminó con una comida fraterna.
Mariano Fernández Mora
Miembro de Vida Ascendente en Baza