El 13 de abril, el pueblo de Alquife celebró a su patrón San Hermenegildo

El 13 de abril, el pueblo de Alquife ha celebrado una Eucaristía solemne en honor a su patrón San Hermenegildo, en el día de su fiesta. Con gran fervor y alegría, hemos podido dar gracias a Dios por la vida y la muerte del mártir San Hermenegildo, nuestro patrón. Con gran asistencia de fieles y cuidando las normas de seguridad, este año sí, con muchas ganas, damos gracias a Dios por la vida martirial del patrón de Alquife. Su vida nos estimula a ser valientes en el testimonio de vida cristiana.
En la homilía, hemos podido reconocer que San Hermenegildo nos conduce a Dios, como reza en su himno. Merece la pena dar la vida por Cristo en los hermanos. La vida cristiana es un combate, como dice San Pablo, que finaliza cuando habiendo sido fieles a Dios gozamos con Cristo de la vida del resucitado para siempre.


Cantos, vivas aplausos, cohetes y tracas pusieron fin a este día tan solemne para los alquifeños. Sin embargo, San Hermenegildo estará puesto en su trono para ser visitado hasta principio de mayo y tendremos ocasión de darle gracias a Dios por su vida durante los próximos tres domingos, celebrando la Eucaristía, que será a las 13 horas Dios mediante, donde cantaremos su himno y haremos una oración especial a San Hermenegildo para que nos siga protegiendo y, sobre todo, conduciéndonos a Dios.
Joaquín Caler
Párroco de Alquife