D. Francisco Jesús Orozco cumple hoy dos años como obispo de Guadix

 

Este martes 22 de diciembre se cumplen dos años de la ordenación episcopal de D. Francisco Jesús Orozco como obispo de Guadix. Parece que queda lejos ese 22 de diciembre de 2018, pero aún permanecen las imágenes de aquel día en los que pudieron a asistir a la magnífica celebración vivida en la catedral accitana, que estaba a rebosar. Cientos de cordobeses acompañaron a D. Francisco Jesús y muchos feligreses de la diócesis de Guadix le arroparon en una mañana espléndida, que dotó a Guadix de un nuevo pastor.

Solo han pasado dos años, pero muy intensos. Dos años marcados, sin duda, por la pandemia de la Covid-19, que alteró buena parte de las actividades pastorales del obispo, justo cuando tomaban velocidad de crucero. Después de unos primeros meses de acercamiento a la diócesis y de un primer conocimiento, justo cuando comenzaba su primera Visita Pastoral, llegó la pandemia y trastocó todos los planes. Pero no los interrumpió del todo: algunos se aplazaron, lógicamente, como la Visita Pastoral y otros tuvieron que cambiar de formato.

Han sido dos años de ministerio episcopal con varios objetivos en el horizonte: la dinamización de la pastoral juvenil; el mayor protagonismo de las familias en todos los ámbitos, también en la defensa de la vida; y el compromiso activo de los seglares en el día a día y en todos los ámbitos de la sociedad.

Pero no son las únicas líneas de trabajo marcadas. También el Seminario y la pastoral vocacional han estado entre sus prioridades en estos dos años. De hecho, ha vuelto a traer el Seminario Menor, que estaba en Granada, a la ciudad de Guadix, para que esté en el corazón de la diócesis, y ha puesto en marcha el Seminario en Familia, para facilitar el proceso vocacional de los jóvenes.

Además, ha querido que dos acontecimientos jubilares marquen el latido de la diócesis: el Año Jubilar del Beato Manuel Medina Olmos, que comenzó en 2018 y se va a prolongar hasta 2021; y el Año Diocesano del Corazón de Jesús. Los actos de estas dos celebraciones sí que se han visto afectados por la pandemia, que ha impedido o dificultado las celebraciones colectivas o los desplazamientos de fieles.

La puesta en marcha de la Casa Sacerdotal, que podría echar a andar en los primeros meses de 2021, y la potenciación del uso del Centro Diocesano de Espiritualidad son otros de los objetivos marcados en estos dos años. También se ha ocupado de la presencia de la vida contemplativa en la ciudad de Guadix que, después de 500 años, desapareció justo antes de su llegada. En estos dos años se ha ocupado de conseguir una comunidad de religiosas de vida contemplativa, que ya vienen a la diócesis de Guadix. Ahora trabaja para conseguir que se puedan quedar en la ciudad accitana.

Sin duda que han sido dos años intensos, a pesar de las limitaciones y dificultades impuestas por la pandemia. Dos años en los que el obispo ha querido estar cerca de sus feligreses. Algunos, incluso se han sorprendido de verlo comprando en un supermercado o paseando por la ciudad. Pero así es D. Francisco Jesús, sencillo, cercano, alegre… Ya lo decían en Córdoba, de donde llegó para ser obispo, que íbamos a apreciar estas cualidades suyas, más necesarias hoy que nunca en un obispo.

Antonio Gómez

 

Medios