Convivencia vocacional en Guadix de jóvenes y seminaristas

En el contexto de la campaña del Día del Seminario, el sábado 16 de marzo, en el colegio de la Divina Infantita, de Guadix, el equipo de Pastoral Vocacional de la diócesis llevó a cabo una convivencia vocacional en la que participaron más de 25 niños, jóvenes y adolescentes, de las distintas parroquias del arciprestazgo accitano, junto a los seminaristas en familia de nuestro Seminario San Torcuato.

 

Durante estas jornadas, los participantes tuvieron la oportunidad de profundizar, a través de diferentes dinámicas y actividades, sobre las diversas llamadas que Dios hace al hombre. Una de esas llamadas es la “llamada a la vida”, la primera vocación que recibimos. Dios nos crea por amor a su imagen y semejanza y nos llama a vivir como sus hijos y a relacionarnos con Él como Padre.

También hay una “llamada en la inquietud”: Dios quiere compartir su amor con nosotros y ,por ello, sale a nuestro encuentro, llamándonos por nuestro nombre… Él quiere inquietar nuestro corazón para que orientemos nuestra existencia hacia Él y, así, encontremos la plenitud a la que estamos llamados.

Y, por supuesto, está la llamada a la vocación particular: Dios quiere nuestra felicidad y, para llegar a ella, nos llama por diversos caminos, como son el sacerdocio, la vida religiosa o el matrimonio. A través de ellos, Dios nos invita a realizarnos y a entregar nuestra la vida en el servicio a los demás.

La Jornada culminó con un bello momento de oración y meditación guiada, donde los jóvenes y adolescentes reflexionaron sobres los obstáculos y tentaciones que muchas veces se presentan en el seguimiento del Señor, entregando, finalmente, a través de la oración, su vida y su vocación a Dios.

John Alexander Melo Arévalo

Delegado de Pastoral Vocacional