Cáritas Diocesana de Guadix ya dispone de un vehículo gracias a dos donaciones

Cáritas Diocesana de Guadix-Baza ya dispone de un vehículo propio para el transporte de personas y alimentos. Esta nueva adquisición ha sido pisible gracias al "donativo inicial" de una generosa familia de Galera y, una vez más, a la Fundación Roviralta, que ha sufragado un alto porcentaje de su coste.

La Fundación Roviralta fue creada en 1959 por los hermanos D. Manuel y D. José María Roviralta, la fundación tiene por objeto la aportación de las rentas generadas por su patrimonio para la realización de fines altruistas y/o benéficos.

Esta ayuda se presta fundamentalmente a las personas jurídicas que tengan fines benéficos, docentes o mixtos, dividiéndose en cuatro apartados, en ocasiones muy relacionados:

- Desarrollo Social

- Medicina y Sanidad

- Educación y Ciencia

- Otras Actividades

Desde Cáritas Diocesana de Guadix se agradece esta generosidad, pues le permite tener un vehículo necesario para la recogida y traslado de alimentos, entre otras necesidades.