Año Nuevo, vida nueva y mucho por hacer

Comienza 2022. Seguramente, nunca se había depositado tantas esperanzas en un año nuevo como las que ponemos en este 2022 que acaba de comenzar. La superación de la pandemia, que no termina de llegar, es, sin duda el deseo más repetido en el paso del año viejo al nuevo año. Queremos que pase pronto, que se acabe esta pesadilla… y confiamos en que esto ocurra en 2022. Lo necesitamos ya.

También en nuestras parroquias se necesita que pase esta pandemia. La pastoral parroquial se hace muy difícil entre miedos, medidas de seguridad, restricciones. Necesitamos que vuelvan las celebraciones sin aforos, sin miedos, sin restricciones. Necesitamos que las catequesis se puedan desarrollar con normalidad y que podamos hacer procesiones, encuentros y otras muchas actividades que nos ayudan a crecer en la fe. Y queremos que sea ya, en este 2022.

Sin duda, el nuevo año vendrá marcado por el Sínodo de los obispos, que será en 2023 pero que ya ha comenzado con una fase diocesana de consultas. Todos podemos dar nuestra opinión y ya son muchos los grupos que lo han hecho en las parroquias e instituciones de nuestra diócesis, y otros están en ello. Es un Sínodo que tiene ocupada a la Iglesia en todo el mundo y que, por iniciativa del papa Francisco, se quiere contar primero con la opinión de todos, incluso de los no creyentes.

En nuestra diócesis, además, el nuevo año será el año de la Visita Pastoral, con permiso de la pandemia. Ya comenzó en 2019, pero tuvo que ser suspendida por la llegada de la Covid. Se retomó en 2021 y en este nuevo año se completará la Visita Pastoral a las parroquias del Fardes-Los Montes y se realizará la de otros arciprestazgos. También la de la curia.

Si en 2021 tuvimos tres años jubilares, en este 2022 aún nos quedan dos. Uno es el Año Diocesano del Corazón de Jesús, prorrogado por la pandemia y que se va a prolongar hasta el mes de junio. Ya hay una imagen peregrina del Corazón de Jesús que está recorriendo las parroquias de Guadix. Esta Navidad ha recorrido la parroquia de Santiago, ahora se encuentra en la de Santa Ana y el lunes 3 de enero irá a la parroquia de Jesucristo Redentor. También hay catequesis para vivir esta devoción, en el 75 aniversario de la consagración de la diócesis al Corazón de Jesús.

El otro año jubilar es el Año “Familia Amoris Laetitia”, que se clausurará también en junio de 2022, en el que trabajamos unidos al resto de la Iglesia, porque este es universal, convocado por el papa.

También será este año nuevo el año de los jóvenes, pues tendrá lugar la Peregrinación Europea de Jóvenes a Santiago de Compostela, quién sabe si con la visita del papa Francisco, al que se ha invitado y se le espera. Y también se darán los primeros pasos hacia la JMJ de Lisboa 2023, que tenemos muy cerca y en la que estarán los jóvenes de nuestra diócesis, seguro.

Como ven, 2022 llega con buenas expectativas en todos los ámbitos, tanto a nivel diocesano como parroquial. Y comienza fuerte, con la Visita ad Limina de los obispos andaluces, junto con otros de las Provincias Eclesiásticas del Sur y de otras regiones de España. Será a mediados de enero y para nuestro obispo, D. Francisco Jesús Orozco, será su primera Visita ad Limina. Esperemos que la pandemia permita que todo lo programado se pueda cumplir y que vayamos recobrando, poco a poco, la tan ansiada normalidad. ¡Bendita normalidad!

Antonio Gómez

Delegado diocesano de MCS. Guadix