8 de diciembre: Inmaculada Concepción y Día del Seminario

Este 8 de diciembre es una jornada doblemente festiva en la Iglesia. Como siempre, se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, muy arraigada en nuestros pueblos, en todo el país, para honrar a la Virgen en su grandeza, antes de vivir el misterio de su maternidad en la Navidad. Otros años ha habido procesiones en muchos de nuestros pueblos y hasta se han bailado los seises en la catedral de Guadix. Las ganas y las energías habrá que reservarlas para el año que viene, por causa de esta pandemia que lo trastoca todo.
Pero este 8 de diciembre también es el Día del Seminario. Sí. Habitualmente se celebra esta fiesta el 19 de marzo, pero este año tuvo que ser aplazada al declararse el estado de alarma sanitaria solo unos días antes. Y se aplazó a este día de fiesta en la Iglesia, en el que volveremos a rezar por las vocaciones, a pedir por los seminarios de nuestras diócesis y a ayudar con nuestros donativos a su funcionamiento.


El eslogan con el que se presenta la jornada de este año es “Pastores misioneros”, un lema que intenta recoger, sin agotarla, la identidad del sacerdocio ministerial. Los sacerdotes, en cuanto que participan del sacerdocio de Cristo, son llamados en verdad «pastores de la Iglesia»; y en cuanto enviados por Cristo, con los apóstoles, son esencialmente misioneros dentro de una Iglesia toda ella misionera.
En la diócesis de Guadix hay actualmente 7 seminaristas, entre el menor y el mayor, un número que puede parecer pequeño pero que sirve, en realidad, para que haya incorporaciones constantes de nuevos sacerdotes al presbiterio diocesano. De hecho, hace solo unos meses se ordenaban dos nuevos sacerdotes y pronto podrá haber algunos más. Pero se necesitan más vocaciones para que haya más sacerdotes, como recuerda la jornada del Día del Seminario.


Nuevo Seminario
La diócesis de Guadix ha estrenado un nuevo emplazamiento para el Seminario, el situado junto a la parroquia del sagrado Corazón de Jesús, de Guadix. Aquí, en las dependencias de la parroquia de la Estación, se ha instalado el Seminario de Guadix, que en los últimos años se encontraba en el edifico que la diócesis tiene en Granada y que, ahora, vuelve a la ciudad accitana. Así está más cerca de todos, ha venido a decir el obispo diocesano, D. Francisco Jesús Orozco, para quien esta ha sido una de sus actuaciones más importantes desde que llegó a la diócesis accitana.
El nuevo Seminario fue bendecido recientemente, aunque aún queda pendiente una inauguración con jornada de puertas abiertas para que todos lo puedan conocer. Eso será cuando la pandemia lo permita. Mientras tanto, el Seminario ya está en la ciudad de Guadix, con sus puertas abiertas para aquellos chicos que quieran plantearse su posible vocación al sacerdocio.


Seminario en familia
Otra novedad importante es la del Seminario en familia, que se ofrece como una nueva modalidad de seguimiento vocacional, orientada a los chicos que no pueden desplazarse a Guadix o que quieren iniciar su proceso de discernimiento vocacional pero sin tomar la decisión de marcharse al Seminario. Con encuentros mensuales y un seguimiento en el entorno familiar, los chicos pueden plantearse su posible vocación y solo tendrían que ir al Seminario al acabar la Secundaria. Sin duda, una novedad que puede hacer más fácil la decisión de entrar al Seminario para discernir su vocación, que de eso se trata.
Antonio Gómez