Se está gestando el Camino de Espiritualidad del Sur: Guadix - Huéscar - Caravaca

El pasado sábado 11 de enero se reunieron por primera vez, para hablar del Camino de Espiritualidad del Sur, alcaldes de la zona norte de Granada, diferentes agentes sociales, fundaciones, entidades públicas y Obispado de Guadix.
El camino espiritual del sur es una iniciativa que ya ha conseguido unir a diferentes agentes sociales, Fundaciones, Ayuntamientos, Obispado, con el mismo objetivo, construir un proyecto vertebrador en la zona Norte de la Provincia de Granada.

Inicialmente se trata de construir una “Columna Vertebral” que sirva como Centro de interés y de atracción de turismo para luego dar a conocer no solo las bondades de los municipios que integran este eje sino todo lo que hay alrededor.

Para conseguirlo se han establecido una serie de reuniones e hitos que tiene como fin el presentar el “Camino de Espiritualidad del Sur” en Fitur de 2021.

El Camino de Espiritualidad del Sur es una iniciativa de la sociedad civil, promovida por distintas asociaciones y fundaciones, y con apoyo empresarial, en colaboración con entidades públicas como ayuntamientos, abierto a la adhesión y participación de otras entidades. Es un proyecto que trata de aunar territorios, favorecer su desarrollo socioeconómico y el bien común de su población y sus visitantes desde una dimensión integral de la persona humana.

Entorno al eje que articulan las ciudades de Guadix, Baza, Huéscar y Caravaca de la Cruz (Murcia) se conforma un amplio territorio que lucha contra el desarraigo de una población que abandona sus raíces históricas, en unas comarcas donde la tensión entre la memoria del pasado y el compromiso con la realidad del presente quieren seguir forjando un devenir común.

Un espacio natural en el que el contraste de altas cumbres, muchas veces nevadas, y paisajes esteparios y semidesérticos, con una diferencia de cota que recorre entre los 800 y los 2.383 metros de altitud, con una historia geológica en la que existe una gran diversidad de materiales, y donde los cursos de agua han conformado un paisaje único por su riqueza de matices y su enorme biodiversidad.

Unos territorios con un denso devenir histórico como zonas de poblamiento ininterrumpido desde la prehistoria, donde han aparecido algunos de los vestigios más antiguos de población humana de Europa. Un área de tránsito permanente de grupos humanos a lo largo de la Antigüedad y durante la Edad Media, siendo exponente de ello el trazado de la vía Augusta, que, entre las urbes romanas de Tarraco e Híspalis, atravesó sus tierras.

Sistemas montañosos y vías de comunicación que al tiempo han propiciado o dificultado sucesivas colonizaciones y conquistas, que han favorecido o puesto trabas al desarrollo de sus núcleos de población y terminaron por establecer un amplio territorio de frontera durante siglos entre las diferentes entidades políticas que se han sucedido y cuyos caracteres aún permanecen vigentes en cierto sentido. Una apasionante historia que también ha legado un valioso y a veces fascinante patrimonio arquitectónico.

El itinerario espiritual proyectado parte de la catedral de Guadix, diócesis documentada más antigua de España en aquella Acci romana, hacia Huéscar, cuya colegiata de Santa María Mayor de la Encarnación goza por merced del papa Benedicto XVI de la prerrogativa de ser templo jubilar perpetuo, y con destino final en la Real Basílica santuario que custodia un Lignum Crucis, en Caravaca de la Cruz, una de las pocas ciudades santas del mundo, meta de numerosos peregrinos.

El recorrido trazado pretende, como objetivo básico, fomentar la cohesión de territorios que históricamente han mantenido intensas relaciones y que comparten entre sí multitud de aspectos culturales a través de sus caminos y del amplio patrimonio natural, monumental y religioso que atesoran. A partir de estas bases y presupuestos, el camino cobra una significación personal más profunda y trascendente con la que se pretende arraigar a sus pobladores y a los visitantes, pues unos y otros se sentirán más vinculados a un territorio que está integrado en un paisaje que es ante todo histórico, existencial, con una especial espiritualidad evocando un anhelo de Dios, expresado en diferentes percepciones a lo largo del tiempo, desde los sencillos dólmenes hasta las majestuosas catedrales e iglesias que se conservan en las comarcas que recorre el trayecto.

Una de las primeras acciones previstas como estrategia de comunicación es un Curso de Verano que tendrá lugar en Julio en la que se tratarán aspectos relacionados y que puedan ayudar al buen fin del proyecto, se ofrecerá una perspectiva, histórica, Turistica, Paisajística y Espiritual del Proyecto de las Comarcas.

 

El Camino de Espiritualidad del Sur es una iniciativa integradora y participativa. En su planificación y desarrollo las entidades convocantes procurarán incorporar a cuantas entidades y personas quieran colaborar en ella, recogiendo las aportaciones que surjan a partir de un anteproyecto en elaboración.

Para ello se solicita la adhesión de cuantas instituciones, asociaciones, colectivos y personas que estén interesadas en tomar parte en esta actividad.

Rodrigo Molero
Radioguadix.com