“He querido trasmitir con mis dibujos un mensaje que interpele a los cristianos a no olvidar su identidad”: Miguel Redondo, autor de MISI

 

Miguel Redondo tiene 44 años y es profesor de Religión en el IES Acci, de Guadix. Él es el autor de los dibujos que, durante los tres ciclos litúrgicos -A, B y C- ha ilustrado los comentarios al Evangelio que se han publicado cada semana en la web de la diócesis de Guadix. Para ello, tuvo que imaginar a MISI, un personaje del que nos habla en esta entrevista, que cada domingo nos ha hecho pensar, entender y rezar el Evangelio. Le entrevistamos para conocer al autor y a su obra

-Has estado 3 años publicando cada semana un dibujo alusivo al Evangelio del domingo: los tres ciclos litúrgicos completos ¿Cómo surgió la idea? ¿No te asustó que fuese para tanto tiempo y todas las semanas?

Llevaba mucho tiempo sin hacer dibujos humorísticos de temática religiosa. Mis últimas tiras cómicas cristianas fueron “Edu” (1998) y “Angelitos” (2004), publicadas en el Semanario FIESTA. Durante todos estos años, sí había realizado los carteles de la Pastoral Juvenil y algún dibujo esporádico de esta temática. En el Año de la Misericordia (2015), me encargaron ilustrar las 14 obras (espirituales y corporales), naciendo así el personaje de MISI. Juan Alejandro, creador de “Padrenuestro.net”, me planteó dibujos relacionados con textos de los Evangelios. De ahí surgió la idea de dibujar sobre el Evangelio del domingo.

El nombre de “MISI”, tiene su origen en las palabras “misericordia” y “misión”.

Empecé a publicar en el Adviento del Ciclo A (2016) y, partiendo de los textos evangélicos, dibujaría al personaje principal “MISI” y como protagonista de fondo, CRISTO. Los “ingredientes” los tenía preparados, lo difícil sería sacar “un plato nuevo” cada semana. Estaba con la incertidumbre de que no llegase la inspiración o que no supiese trasmitir el mensaje del Evangelio. A lo largo de mi faceta artística, he tenido ocasión de publicar semanalmente otros comics, pero nunca a este personaje durante tres años seguidos ininterrumpidos. ¡Todo este esfuerzo ha merecido la pena! Y estoy muy agradecido.

-¿Por qué le has dado esa forma a MISI?

Cuando ilustré las obras de Misericordia, creé al personaje pensando que iba a representar a los cristianos. También quería darle un toque de fantasía e imaginación, que es algo que me encanta dibujar.

MISI es una representación del ALMA de las personas, de ahí que esté flotando su “cuerpo” espiritual (Cabeza, tronco y manos). El personaje, al representar el alma humana, no está caracterizado como hombre o mujer, solo en algunas ocasiones especiales (Ejemplo: la Virgen María o los Santos). En los cómics, la cara es la zona más expresiva de los personajes, de ahí que sea lo que más visible de MISI. Otro aspecto que cuidé mucho es el color BLANCO de MISI, símbolo de la pureza y de bondad. Cuando MISI representa a un cristiano, llevaba una cruz amarilla en el pecho. Y cuando un MISI no era creyente o tenía una actitud no cristiana, no llevaba la cruz. En uno de los dibujos represento a varios MISIS de diversas religiones con sus símbolos identificativos que están brindando por lo que les une.

La Santísima Trinidad está presente en las ilustraciones. Dios aparece en muchas viñetas como una luz que viene del Cielo. Dios Espíritu Santo en forma de paloma (lo más típico) y Jesús aparece en parte (sus pies o sus manos, casi nunca su rostro).

Como curiosidad en mis dibujos introduzco elementos simbólicos: hierba y flores (la Pascua y Resurrección), animalillos de fondo (la creación y homenaje a San Francisco), la luz (Dios), las piedras (Pedro-Iglesia), color azul (El cielo), … La simbología cristiana en el arte la tengo muy presente.

-¿Cómo ha sido el proceso de creación cada semana? ¿Cómo te inspirabas?

Lo primero que hago es leer el Evangelio, reflexiono o medito los textos. Luego apunto las citas que me dicen algo. Si son varias citas elijo la que da más juego a la hora de hacer el dibujo. Todo esto lo apunto en una libreta, de la que casi no me separo. Las ideas pueden surgir en cualquier momento, incluso hasta antes de coger el sueño.

Empiezo a esbozar las ideas, siempre dibujo primero la cabeza de MISI, y voy dándole forma durante la semana. Aprovecho los pequeños descansos del instituto o en el salón de mi casa mientras tomo un café. Muchas veces tienes que documentarte, es decir, buscar fotos de algo que luego quieres dibujar: como una apisonadora, un guardia de Buckingham, jugadores de baloncesto realizando mates, Darth Vader, etc...

Normalmente la primera idea del boceto es la que empiezo a trabajar; pocas veces la deshecho. Pero de esos segundos bocetos también han surgido dibujos que funcionaban mejor que el anterior.

La siguiente fase es el dibujo definitivo y el color: lápiz, tinta y color. Normalmente le dedico de dos a tres tardes. Una tarde para el lápiz-tinta y otra para color y textos. Los primeros años, daba color con acuarelas, todo muy manual y artesanal. Actualmente los bocetos los realizo a mano y termino el dibujo de forma digital; es decir, uso un lápiz digital y dibujo directamente en la pantalla del ordenador.

El hecho de publicar “MISI” en castellano, inglés e italiano, complicaba un poco su elaboración: búsqueda en las Biblias extranjeras, traducción y adaptación de algunos textos, consultas, vocabulario, rotulación...

Y llega la última fase, pero no menos importante: la publicación. Una vez terminado el dibujo, preparo los archivos para enviar a las webs. También se publica en mis blogs y redes sociales. Todo para que, desde el viernes hasta el domingo, los lectores puedan ver a MISI. Los plazos hay que cumplirlos.

- ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de los dibujos que has hecho y la experiencia de hacerlos para todos los domingos?

En general, estoy satisfecho de mis dibujos. Alguna vez he pensado que podría haber dibujado un detalle, o podría haber mejorado la ilustración o plantear la idea de otra forma. Todos mis dibujos (alrededor de 150) tienen algo especial, porque cada uno tienen algo que los hacen únicos: ya sea por el dibujo, el texto evangélico, los personajes, los comentarios de la gente,...

Lo mejor de estos años, es que a nivel personal me ha hecho leer y reflexionar más pausadamente el Evangelio. He profundizado más en la Palabra de Dios y algunas homilías me han hecho ver matices de los que no me había fijado en las lecturas.

Cada semana ha sido un gran reto, para innovar, sorprender y trasmitir un mensaje a los lectores. Han sido años muy creativos, activos e inspiradores.

Todos estos años me han ayudado a mejorar artísticamente, para saber afrontar una publicación semanal, para aprender a usar las redes sociales y comunicar visualmente, para conocer un poco otros idiomas y para enseñar Religión con dibujos.

Una de las cosas que me preocupaba era ser repetitivo. Quería que el lector viese un dibujo nuevo cada semana y no pensase “esto ya lo he visto”.

Si tengo que decir aquello que más me costaba, era idear lo que quería dibujar. He tenido momentos de estancamiento o falta de inspiración. Pero no sé cómo, al final lograba resolver la situación.

Aunque el protagonista del Evangelio es Cristo, he querido trasmitir con mis dibujos un mensaje que interpele a los cristianos a no olvidar su identidad. MISI es nuestro yo cristiano, él nos invita y recuerda qué es el seguimiento de Cristo, qué significa “ser cristiano”. Cuando el texto narraba solo un hecho de Jesús, me costaba sacar ese mensaje que va dirigido a los cristianos; MISI tenía que estar presente en todos los dibujos, aunque el protagonista fuese Jesús. Un ejemplo de la dificultad fue cuando tenía que dibujar el Evangelio que narra “el bautismo de Jesús”: no sabía cómo introducir a MISI, y más cuando el protagonismo lo tenía la Santísima Trinidad ¿Dónde dibujo a MISI? ¡Pues MISI sería Juan Bautista!

Se tiende a pensar que lo difícil es dibujar, y lo es. Pero lo más difícil, para mí, es idear lo que quiero contar, es la “idea”. Una vez tengo la idea, el dibujo va “surgiendo”, solo hay que dedicarle un tiempo. Este es un momento que me relaja y disfruto mucho.

Otra pequeña presión era llegar a las fechas de entrega, que hay que respetar por profesionalidad. Al publicar para algunas webs, e incluso para algún amigo que los visionaba en sus clases, la formalidad y la responsabilidad es algo que tengo por principios.

-Esos dibujos se publicaban en la web de la diócesis, pero, también, en otros muchos lugares. ¡Qué comentarios has recibido estos años de la gente que los ha visto? Incluso los has hecho en varios idiomas

Creo que MISI ha tenido gran aceptación, así me lo han trasmitido las webs que publican los dibujos. He tenido mucho contacto con los lectores del WhatsApp, Facebook, Instagram o Twitter. Compañeros de Religión de las diócesis de Guadix, Granada, Málaga o Jerez de la Frontera me dicen que les gusta y les ayuda (e incluso lo utilizan en sus clases); lo mismo los familiares y amigos. También había comentarios animándome para que los recopilara en un libro. Cuando recibes un “me gusta” o un comentario en las otras redes sociales, animan mucho para seguir publicando, tanto de personas creyentes como no creyentes. Estas publicaciones han dado a conocer a MISI en diferentes lugares de España e, incluso, en América. Y el hecho de publicar en otros idiomas, sobre todo en inglés, ha posibilitado que llegue a diversos lugares del mundo. Aunque estos dibujos puedan parecer dirigidos a niños y adolescentes, ha tenido mucha aceptación en lectores más adultos; son el público mayoritario de estas webs y redes sociales. MISI es para “todos los públicos”, para las familias y también para los no creyentes o alejados de la fe.

Tengo que dar especialmente las gracias a la web de la “diócesis de Guadix”, a la web de “Padrenuestro.net” y al blog de “Cultura y Fe Hoy”. Ellos han sido los que han hecho que MISI se conozca y comparta a mucha gente.

A todos los seguidores de MISI ¡muchas gracias!.

-Eres profesor de Religión. ¿Los jóvenes del Instituto han visto los dibujos? ¿Qué comentan los jóvenes de Misi?

Ellos ven a “MISI” cada semana al empezar la clase de Religión (ESO y Bachillerato). Dedicamos unos 10 minutos. Proyecto la ilustración en la pizarra o la dibujo, copian el texto del Evangelio en inglés y la traducen en su libreta; e, incluso, copian el dibujo. Luego reflexionamos a partir de la cita bíblica completa del domingo. También han realizado dioramas de MISI (maquetas), representando diversas escenas de las ilustraciones. He quedado muy impresionado con sus trabajos, su creatividad e imaginación, y solamente usando cartulina y corcho. Por ejemplo, tenemos un portal de Belén y algunos santos “customizados” como Misis (Virgen María, Juan Pablo II,...).

Y todo esto ¿para qué?. Creo que estos minutos son una gran ocasión para que estos jóvenes lean y entiendan el Evangelio. La realidad es que desconocen el Evangelio y no lo leen. Mi labor es la de explicar e invitar a vivir el mensaje que ofrece Jesús. Quiero mostrarles que ellos también son partícipes de la Iglesia y del mensaje de Cristo, que descubran el significado de “ser cristiano”. Hay que conocer “el lenguaje de los jóvenes” para comunicarse con ellos. Su “mundo” hoy en día son las redes sociales, lo audiovisual y las tecnologías.

- ¿Y ahora, qué?. Vas a seguir publicando. Háblanos del nuevo proyecto que ya has comenzado.

Seguiré dibujando a MISI, hasta que Dios quiera y me inspire. Con el nuevo año litúrgico, MISI pasa a ser una tira cómica.

Había dibujado ininterrumpidamente los Evangelios del domingo durante los tres ciclos litúrgicos (CICLO A, B, C). Estamos otra vez en el Ciclo A y tenía el peligro de repetir cita y dibujo, aunque sí tenía nuevas ideas para algunos textos. Ese temor originó el cambio de estilo a la hora de dibujar a MISI. Incluso tenía pensado realizar unos dibujos animados de las ilustraciones de MISI. Pero esto requiere muchas horas de trabajo. Aunque no descarto hacer alguna animación en el futuro. Ya hice un vídeo en Youtube, en el que MISI hacía flexiones por la clase de Religión, en el reto llamado “3flexireli”.

Las tiras cómicas que estoy empezando parten de la idea de ver la fe desde el buen humor. Hasta ahora MISI era una sola viñeta, con muchos momentos humorísticos y divertidos, pero también momentos reflexivos, entrañables, serios o tristes. Todo esto teniendo como centro el Evangelio.

Ahora quiero que las principales fuentes de inspiración sean el día a día, la vida cristiana, la Biblia, los santos o mi propia experiencia. Todo desde la óptica de la fe. La tira cómica dará más juego a MISI: hablará, se moverá, podré contar más cosas, habrá más “gags”, … También me apetecía volver a mis orígenes, la tira cómica: contar en pocas viñetas una historia.

Invito a todos, por supuesto, a ver las ilustraciones antiguas de MISI, en la web, facebook y Twitter de la Diócesis de Guadix como en el blog de “Cultura y Fe Hoy”. Y las nuevas tiras cómicas seguirán en la web de la diócesis de Guadix y en Padrenuestro.net.

También puedes seguir a MISI en mis blogs o redes sociales:

-Blog: miguelredondo-comic.blogspot.com

-Facebook: @M.RedondoComic

-Instagram: m.redondo_comic –

Twitter: @ComicRedondo

Antonio Gómez