Encuentro diocesano de los agentes que imparten los Cursillos Prematrimoniales

Será este domingo 17 de noviembre y está convocado por la delegación de Familia y Vida
Este domingo 17 de noviembre, la delegación de Familia y Vida convoca a los agentes de pastoral matrimonial encargados de los Cursillos Prematrimoniales a un encuentro diocesano que, además, será sesión de formación. El encuentro tendrá lugar en el Hospital Real de la ciudad accitana y comenzará a las 10 de la mañana.


Primero habrá una charla formativa, con coloquio, sobre los Cursillos Prematrimoniales que se imparten en parroquias o en arciprestazgos. Después, los asistentes al encuentro podrán participar en la eucaristía de la Catedral, a las 12´30 de la mañana.
Esta reunión de todos los agentes implicados en los Cursillos Prematrimoniales está convocada por los nuevos delegados de Familia y Vida, Jesús Galera e Inmaculada Triguero. Fueron nombrados para la delegación el pasado mes de junio por el obispo accitano y, desde entonces, están empeñados en renovar y dinamizar la pastoral familiar en la diócesis de Guadix, una tarea nada fácil pero necesaria, dada la importancia de este ámbito de la pastoral.
De hecho, cabe destacar que la familia es uno de los ejes trasversales que marcan la pastoral diocesana durante este curso y los próximos, según el deseo manifestado por el obispo accitano, D, Francisco Jesús Orozco, en su Carta Pastoral de inicio de curso en la que establece las líneas de acción prioritarias para 2019-20. Las otras dos líneas de acción pastoral son la juventud y el apostolado seglar.
Los Cursillos Prematrimoniales, como su nombre indica, son una oferta informativa y formativa de preparación al matrimonio y, como se constata habitualmente, necesarios para que los aspirantes a formar una familia sepan qué ofrece y qué se pide desde la Iglesia a los esposos. También sirven para ayudar a las parejas en la construcción de su nueva familia y a saber afrontar las dificultades. Por supuesto, son obligatorios para los que quieren acceder al sacramento del matrimonio.
Antonio Gómez