La Primera Peregrinación Diocesana de Jóvenes llega hoy a Huéneja

Mañana termina la Primera Peregrinación Diocesana de Jóvenes, que comenzó el viernes 18 de octubre. Hoy han recorrido buena parte del Marquesado del Cenete, de pueblo en pueblo, hasta llegar a Huéneja, para celebrar la fe en torno a la Virgen de la Presentación, patrona de la localidad. Unos 60 jóvenes de diferentes parroquias forman parte de un grupo de peregrinos en el que también está el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, uno más del grupo.


La peregrinación comenzó el viernes 18 por la tarde, en la catedral. Allí se celebró una Eucaristía, en la que se bendijo la Cruz de los jóvenes y los banderines que aglutinan a los diferentes grupos. Desde allí, en autobús, subieron a Jérez del Marquesado, donde fueron recibidos en la parroquia por el párroco y algunos fieles del pueblo. En la iglesia, rezaron ante la patrona, La Tizná, y recibieron información de la historia del pueblo y del mártir beato Melitón Gómez.
De Jérez a Lanteira, donde también recibieron información de otro mártir, el beato Manuel Medina Olmos, del que se cumplen 150 años de su nacimiento y que ha motivado que la Santa Sede conceda un Año Jubilar a la parroquia de Lanteira y a la catedral de Guadix. Rezaron ante las reliquias del beato, besaron la Pila Bautismal donde fue bautizado y se alojaron, bien entrada la noche. Pero antes, hubo tiempo para rezar un Viacrucis y compartir la oración con los vecinos del pueblo.
Este sábado 19 de octubre, la caminata se inició en Lanteira y llevó al grupo hasta Alquife. Visitaron la Iglesia y conocieron al patrón, San Hermenegildo. Después, se marcharon a La Calahorra, donde visitaron el castillo y la iglesia. Allí, el alcalde de la localidad, Alejandro Ramírez, les recibió y acompañó al grupo en su camino por el pueblo.
Tras la comida, en Ferreira, los peregrinos pusieron rumbo a Dólar y desde allí marcharán hasta Huéneja, para finalizar la jornada con el rezo de un Vialucis y un tiempo de convivencia.
Terminará la peregrinación el domingo. Está previsto hacer un Rosario de la Aurora con la imagen de la patrona, la Virgen de la Presentación, y una Eucaristía, que presidirá el obispo de Guadix, antes de dar por finalizada la peregrinación.
Sin duda, el ambiente de fiesta ayuda a que el esfuerzo de tantos kilómetros caminado se viva, también, con alegría, con mucha alegría.
Antonio Gómez