Manos Unidas de Guadix agradece a Leovigildo Gómez sus muchos años de consiliario

El pasado viernes, 11 de octubre, tuvo lugar un homenaje al que ha sido consiliario de Manos Unidas desde la implantación de esta delegación en la Diócesis de Guadix, el sacerdote Leovigildo Gómez Amezcua. Su trayectoria ha sido siempre apoyada por las distintas presidencias que ha tenido esta delegación diocesana de Manos Unidas y que, en la actualidad, preside Visitación Moya.


El acto tuvo lugar en un ambiente distendido y cercano, en el contexto de una comida fraterna, donde se le hizo el homenaje y el reconocimiento, además, con un regalo como expresión del afecto, cariño, compromiso y esmero con que ha realizado su labor de consiliaría a lo largo de tantos años.
En la cita se hizo presente la casi totalidad del equipo de Manos Unidas con el nuevo consiliario, Sergio Villalba y la delegada-presidente actual, Visitación Moya.
Damos Gracias a Dios por don Leo, por su vida entregada y, asímismo, pedimos que bendiga los quehaceres de la nueva andadura en Manos Unidas.


Margarita Valverde
Manos Unidas Guadix