El Seminario Mayor de San Torcuato peregrina junto al obispo de Guadix al sepulcro de San Juan de Ávila en Montilla

 

El día 22 de agosto, el Seminario Mayor de San Torcuato vivió una jornada de peregrinación a la ciudad de Montilla con motivo del año jubilar por el 450 aniversario de la muerte de San Juan de Ávila. Esta efeméride también recuerda el 125 aniversario de su beatificación y 50 de su canonización.


La jornada comenzó visitando la Parroquia de Santiago Apóstol, lugar donde fue bautizado San Francisco Solano y donde predicó y ejerció el sacramento de la reconciliación incansablemente el Maestro de Santos. Allí pudieron ver los seminaristas, junto con los formadores y el Sr. Obispo, el vídeo con motivo del jubileo.
Seguidamente, la jornada continuó con la visita a la casa del Apóstol de Andalucía, donde pudieron visitar la Capilla en la que tanto rezó el Santo y preparaba sus predicaciones. También, visitaron la habitación donde murió el insigne doctor y pudieron tener un tiempo de oración.
A medio día, tuvo lugar la celebración de la Eucaristía presidida por D. Francisco Jesús en la basílica pontificia de San Juan de Ávila, donde encomendaron los seminaristas su nuevo curso pastoral y, junto con su pastor, pidieron por la santidad de los sacerdotes y el aumento de las vocaciones en la diócesis accitana.
La jornada concluyó con la visita a la iglesia parroquial de San Francisco Solano, Patrón de Montilla. Allí les recibió D. Ángel Lara Merino, párroco del lugar. D. Francisco contó a los seminaristas el inicio de su ministerio sacerdotal en esa parroquia y los alentó a ser buenos discípulos de Cristo de la mano de María y a preparar sus vidas para ser sacerdotes santos.

Manuel Requena González
Seminarista mayor de 6° curso