El obispo de Guadix visitó Huéscar el jueves de la octava del Corpus

Un año más, la parroquia de Huéscar se vestía de fiesta, el jueves de la octava del Corpus, para sacar en procesión a Jesús Sacramentado. La procesión que se hace en este día es más pequeña, solo alrededor del templo. Las que no varían, con respecto al domingo del Corpus, son las costumbres: se continúan vistiendo los altares, las calles se llenan de hierbas aromáticas y se visten de gala, se adornan los balcones y se cantan los villancicos que se escribieron para alabar a Jesús Sacramentado.


La salida estuvo precedida por el rezo de las vísperas, en el coro del templo, a las siete de la tarde, cantadas en latín y con el Santísimo expuesto en el altar mayor. Este año, invitado por la Hermandad del Santísimo, de Huéscar, asistió a dichos actos religiosos, por primera vez, el obispo de Guadix, D. Francisco José Orozco, que presidió las vísperas y la procesión. Le acompañó el vicario general, José Francisco Serrano.
Desde la parroquia se anima a la hermandad a seguir trabajando en la alabanza a Jesús Sacramentado. Igualmente, se agradece a D. Francisco Jesús Orozco que haya acompañado a la comunidad parroquial en un día tan señalado y que haya sido partícipe, una vez más, de las tradiciones de Huéscar, todas ellas enraizadas en la fe y en el amor a Jesús Sacramentado, como él mismo señaló en la homilía.

José Antonio Martínez
Párroco de Huéscar