Confirmaciones en Jérez del Marquesado

El domingo 26 de mayo, -sí hemos dicho bien, aunque haya sido también un día de elecciones municipales y al Parlamento Europeo-, se han celebrado las confirmaciones en la Parroquia de Jérez del Marquesado, presididas por el obispo de la Diócesis de Guadix-Baza, don Francisco Jesús, que es la primera vez que viene a la parroquia y ha tenido la oportunidad de conocernos un poco más y saber la historia del porqué de “La Tizná”, la Virgen de la Purificación que es la patrona del pueblo desde hace casi 400 años debido a unos acontecimientos que marcaron la historia del pueblo tras su intervención milagrosa en momentos de una gran tormenta de las que no hubo daños a ninguna persona, pero que sí dejaron la cara de la Virgen “tiznada”, aunque la que se venera en la actualidad no es la imagen original, sino una talla nueva que conserva algunas piezas de la imagen primitiva.


Han sido cinco los adolescentes que se han confirmado (dos mujeres y tres hombres) tras finalizar el proceso catequético de iniciación a la fe en los niveles de descubrimiento, crecimiento y profundización.
También nos ha acompañado el Vicario General, don José Francisco Serrano, que conoce bastante bien la trayectoria y la vida parroquial de Jérez.
La celebración ha sido festiva, y el obispo ha estado cercano con toda la comunidad, especialmente con los confirmandos a los que le ha explicado que su proceso catequético hasta la confirmación ha cubierto unas etapas, pero la vida del cristiano es una continua formación e integración en la comunidad cristiana. Les ha pedido que formen parte de grupos de jóvenes (que se quieren revitalizar en toda la diócesis), que no oculten a nadie su ser cristiano y que animen a otras personas a dar el paso que ellos han dado y a hacerse presentes en la vida de la parroquia porque son el presente de la Iglesia y tanto su presencia como su participación son necesarias. Sería una pena que tras el esfuerzo de la preparación y lo que han vivido, ahora desaparecieran de la vida parroquial sin más y como si nada hubiera pasado en sus vidas. Confiamos que la fuerza del Espíritu Santo que han recibido les haga testigos del amor de Dios a toda persona, del Dios amigo de la vida que quiere la felicidad de todas las personas, especialmente las que peor estén y los más necesitados.
El obispo ha comunicado que el actual párroco se marcha a una parroquia (de la periferia de Roma) que llevan los sacerdotes del Prado, Asociación a la que el párroco pertenece.
J. Tortosa Alarcón
Párroco de Jérez del Marquesado