Imprimir esta página

Jornada de convivencia de los sacerdotes del Marquesado entre los dólmenes de Gorafe

El pasado 8 de mayo, los sacerdotes del arciprestazgo del Marquesado celebraron una jornada de convivencia y fraternidad. Y lo hicieron con una excursión al Parque Megalítico de Gorafe. Comenzó el día desayunando juntos para coger fuerzas, pues esperaba toda una jornada llena de movimiento y emociones. Después, pusieron rumbo a una de las zonas más interesantes de la diócesis accitana: el Parque Megalítico de Gorafe.


Una vez en Gorafe, los sacerdotes se dirigieron a la iglesia de la Anunciación, donde rezaron juntos la hora intermedia. Tras la oración comenzó la excursión a la zona de dólmenes, que se encuentran en una de las paredes del tajo donde se haya el enclave de Gorafe.
Tras media hora de subida, que puso a prueba el estado de forma de los caminantes, se encontraron con un conjunto de tumbas funerarias que se conservan en muy buen estado y con unas vistas preciosas del pueblo y de su entorno: las emociones hicieron irrelevante el esfuerzo de la subida.
Después, el grupo se dirigió al Centro de Interpretación del Megalitismo, donde pudieron visionar los documentales tan extraordinarios que explican todo lo referente al descubrimiento de las 240 tumbas funerarias y el modo de vivir de los antiguos pobladores de esa zona. La monitora del centro completó la explicación y les ofreció una nueva visión del lugar.
Tras la comida, y dispuestos a seguir el recorrido, los sacerdotes se dirigieron a ver uno de los dólmenes más grandes y representativos del parque para, finalmente, subir al mirador que permite disfrutar de una magnífica panorámica de los badlands y del lago del Negratín. Sin duda, fue un día muy completo y enriquecedor, que permitió al grupo conocer una zona de la diócesis de Guadix y que, sobre todo, sirvió de convivencia y fraternidad para los sacerdotes del arciprestazgo del Marquesado.


Marco Antonio Guerra
Párroco de Alcudia de Guadix, Exfiliana y Charches