Tres centros cofrades y propuestas de talleres para las Hermandades

En el Encuentro de Hermandades y Cofradías de la diócesis de Guadix, celebrado el pasado domingo 24 de marzo, la delegación de hermandades ha propuesto la creación de tres centros cofrades, en las cabeceras de población: Guadix, Baza y Huéscar. Serían como tres lugares de referencia para las hermandades de todo tipo, no solo “de pasión”, para compartir, para rezar, para celebrar y para aprender. En torno a estos centros habría actividades formativas, necesarias, entre otras cosas, para ser miembro de las juntas directivas de las hermandades. Pero, también, habría espacio para rezar, viene a decir el delegado de hermandes y cofradías, Manuel Amezcua, con la presencia del Santísimo en pequeñas capillas en las que rezar: “lo que yo quiero es que haya un impulso de hermandades sacramentales, que no se conformen con la veneración de las imágenes, ya que estas son solo un camino” que debe llevar de la veneración a la adoración.


Manuel Amezcua habla de un espacio físico en cada una de estas ciudades, desde el que se facilite la formación de los cofrades, cada vez más necesaria para todo: para ser cofrade y, especialmente, para ocupar cargos de responsabilidad. Para ello, se van a proponer cursos de formación desde la Escuela de Fundamentos Cristianos o mediante un catecumenado cofrade, “Paso a Paso”, del que el propio Manuel Amezcua es uno de los autores. Todo al estilo de lo que se viene haciendo en las grandes diócesis cofrades, que suelen ser referencia en materia de procesiones y que, también, deberían ser referente en materia de formación, viene a decir el delegado: “en la formación y en el ejercicio de la caridad”.
En estos centros también se impartirán talleres cofrades sobre distintas materias: taller de oración, taller de tesoreros, taller de secretarios, taller de cuidadores del patrimonio,… Y sobre todo talleres de juventud y de familia, porque es deseo del obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, que la pastoral de familia y de juventud se articule, también, desde las cofradías.
Sin duda, el Encuentro Diocesano de Hermandades y Cofradías celebrado la semana pasada fue muy provechoso, a decir de todos. Si estas propuestas se materializan, las hermandades de la diócesis de Guadix pueden recobrar un nuevo impulso, que les permita ocupar el lugar que les corresponde en la pastoral diocesana.
Antonio Gómez