El hermano Luis Miguel Martell, superior general de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca visitó al obispo de Guadix

El hermano Luis Miguel Martell, superior general de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca visitó al obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, el viernes 22 de febrero, en el transcurso de la visita que está realizando a la comunidad de hermanos de Huéneja. Es el primer encuentro entre el responsable de los Hermanos de Cruz Blanca y el nuevo obispo de Guadix.


El superior general de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca ha visitado estos días la comunidad que la congregación tiene en la diócesis de Guadix, en concreto en Huéneja. Se trata de una visita canónica, institucional, que sirve al superior general para conocer la marcha de las distintas comunidades, sus logros y sus necesidades. También es un momento de encuentro con los hermanos que, durante todo el año, vienen trabajando en los distintos sectores necesitados de la sociedad. En Huéneja, los hermanos atienden la residencia de mayores que, como ellos mismos llaman, es una “casa familiar”, pequeña y acogedora.
La presencia de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca es importante en la diócesis accitana, dado que solo hay dos comunidades masculinas de religiosos. Los otros son los Hermanos Fossores de la Misericordia. Los hermanos de Cruz Blanca tienen como vocación la asistencia a los enfermos incurables y a los más necesitados, desde ancianos a migrantes o marginados. Y todo en un ambiente familiar, de cercanía y convivencia fraterna entre hermanos, asistidos y voluntarios.
Antonio Gómez