Imprimir esta página

Feligreses y el párroco de Jérez del Marquesado viajan a Madrid para ver “33, el musical”, sobre la vida de Jesús

Para ellos ha sido una experiencia que les ha impactado y animan a otras parroquias a organizar viajes que permitan contemplar este magnífico espectáculo que habla de Jesús de Nazaret

A iniciativa de varios feligreses de la parroquia de Jérez del Marquesado, hemos tenido la oportunidad de acercarnos a Madrid, a la feria de muestras (IFEMA), para ver y disfrutar del musical 33, una propuesta del presbítero Toño Casado que es toda una experiencia para ver y disfrutar. Este musical es una manera original de presentar a Jesús al mundo de hoy: un personaje de la historia y de la fe que, aún, tiene mucho que decir y enseñar a nuestras generaciones.

Se llama “33, el musical”. Cuando lo ves, no quedas indiferente por muchas razones, también por la solidaridad que se desprende, pues de todo lo recaudado en lo que se vende, hay un tanto por ciento que se destina a aquellas personas más vulnerables y más pobres de nuestra sociedad. ¡Buena opción! ¡Felicidades!

Allá en Madrid hemos sido acogidos en el piso-sede que la Asociación de Sacerdotes del Prado tiene. La hospitalidad de su responsable regional, Lucio Arnáiz, buen conocedor de nuestra parroquia y de los feligreses que hemos estado, pues ha pasado varias Semanas Santas en la parroquia compartiendo la fe, ha ayudado a la convivencia, al compartir un poco más.

Por el escenario, la puesta en escena, la calidad de la música,… merece la pena hacer un hueco en las agendas para asistir y disfrutar de este Jesús del ayer y del hoy, que ofrece un mensaje de amor que no pasa nunca, porque cada día se reinventa. Te puede gustar más o menos, pero algo tiene que decir.

Se llama 33 porque es la edad de Jesús cuando emprende su camino, sus sueños, su ministerio público para anunciar el Reino de Dios; porque es la edad del autor del musical, porque se estrenó el 22 del 11 (33), porque son 33 las canciones, porque… son muchos los jóvenes que intervienen de actores, músicos, vendedores, acomodadores, etc. ¡vamos eso creo yo!

Lo recomendamos. Y animamos a las parroquias a que vayan y lo vean, porque con ese viaje podrán disfrutar de un buen espectáculo, y porque les servirá de convivencia. Creo que si se ponen en contacto con los responsables del musical, se pueden conseguir importantes ofertas.

“33 El Musical” abre el telón con una impactante y colorida obertura en la que se presenta Jerusalén como el mundo en el que se va a desarrollar la historia. Tras unos divertidos y emotivos números de presentación de los personajes (Jesús, María, los demonios, los apóstoles, los sacerdotes, Magdalena, etc.), la acción se acelera cuando la ciudad empieza a cambiar por la presencia divertida, luminosa y revolucionaria de Jesús, que presenta su mensaje de felicidad real y renovadora.

El segundo acto se torna sombrío por el viento frío de la conspiración. Tras una brillante entrada en Jerusalén, el encontronazo con los mercaderes y sacerdotes del templo precipita una cadena de acontecimientos que harán llevar la historia a momentos tensos, oscuros, y tristes: la traición, la soledad de Getsemaní, el juicio implacable, la muerte cruel. Pero el final de la historia termina con la Resurrección: Jesús sigue vivo y su mensaje de amor y de fraternidad siguen siendo una luz que anima al mundo de hoy a vivir la vida como un regalo y a ayudar a que todas las personas sean felices.

Ana, Antonio, Carmen, Miguel y José Mª