El escultor religioso Torcuato Ruiz del Peral tendrá su museo

El escultor religioso del siglo XVIII Torcuato Ruiz del Peral contará con un museo en su pueblo natal de Exfiliana, cerca de Guadix. El 25 de octubre, la Diputación de Granada colocó la primera piedra del que será el primer museo dedicado en exclusiva a este gran artista granadino, autor de obras tan emblemáticas como la imagen de la Virgen de las Angustias de la Iglesia Santa María de la Alhambra, en Granada,  o el coro de la catedral de Guadix.

El museo supondrá una inversión de 305.149 euros y está promovida por la Diputación de Granada, a través de los Planes Provinciales de Obras y Servicios. A la colocación de la primera piedra del museo asistió el presidente de la Diputación Provincial, Sebastián Pérez, que indicó que será un referente nacional y  que supondrá un estímulo para la comarca y la provincia.

En el acto, también estuvo presente la diputada delegada de Economía, Fomento y Contratación, Inmaculada Hernández, quien detalló que el museo, con una superficie total construida de 247,11 metros cuadrados, estará dotado de dos grandes salas polivalentes repartidas en dos plantas, que quedarán a disposición de los vecinos para su uso y disfrute. La primera fase de la obra se llevará a cabo con una partida presupuestaria de 115.000 euros.

El artista

Torcuato Ruiz del Peral nació el 16 de mayo de 1708 en Exfiliana (Granada). Hijo de labradores, a los 14 marchó a Granada para formarse como escultor junto al gran maestro bastetano Diego de Mora, hermano de José de Mora.

Ruiz del Peral es uno de los artistas más interesante del tardobarroco español. Entre sus obras destacan los púlpitos, la sillería y los santos del Coro de la catedral de Guadix. Cabe destacar también la Virgen de Santa María de la Alhambra, de Granada,y las imágenes de San Antonio con el Niño  o la Dolorosa sedente, ambas del museo de la catedral de Guadix.

Destaca asimismo Ruiz del Peral como policromador de sus propias imágenes, siendo capaz de lograr una notable integridad estética. Peral entiende su arte desde la síntesis de los caracteres clásicos de la escuela granadina, siendo especialmente significativa la influencia de José de Mora.

Su obra está presente en toda España: en Cádiz está la Cabeza del Bautista del Oratorio de San Felipe Neri y en Valladolid tienen la Dolorosa sedente del Convento de Santa Catalina. Pero la mayor parte de su obra está en Granada y en Guadix. También hay obras suyas en Huéscar, Castril, Algarinejo,…  

A. Gómez