Elementos filtrados por fecha: Lunes, 04 Mayo 2020

 La próxima apertura de los templos a las celebraciones con fieles, aunque con un número muy limitado al principio, exige que en las parroquias se adopten una serie de medidas encaminadas a prevenir y combatir el contagio de Covid-19. Para este fin, la diócesis de Guadix ha publicado un manual de “recomendaciones para la prevención de la infección por coronavirus”, que se ha distribuido a todos los párrocos y parroquias y que establece claramente los pasos a seguir para tener unas celebraciones sin riesgos. Al mismo tiempo, se han distribuido carteles con un resumen de las medidas a tener en cuenta tanto por parte de los sacerdotes como de los fieles, antes, durante y después de las celebraciones.

Como norma general, en las recomendaciones se establece que los fieles accedan a la iglesia con mascarilla y guantes, y con gel hidroalcohólico en el bolsillo. Las puertas del templo deberán estar abiertas para evitar tocarlas y se podrá disponer en la entrada una alfombra con dilución desinfectante para limpiar el calzado. También en la entrada podrá haber gel hidroalcohólico para que los fieles se limpien las manos al entrar y al salir del templo.
Ya en el interior, los files mantendrán una separación de 1´5 metros en los bancos, que deberían ocuparse comenzando primero por los bancos delanteros, siempre con la mascarilla puesta y evitando tocarlos. Para la colecta, se recomienda disponer la cesta al final de la iglesia, para que los fieles depositen su ofrenda al salir, sin tener que tocarla. También se sugieren otros métodos, como el ingreso bancario o Bizum. Y para la comunión, se hará en la mano, sin guante, manteniendo la distancia entre los fieles que vayan a comulgar y evitando cruces entre los fieles.
También los sacerdotes tendrán que adoptar medidas especiales, tanto para la preparación de los vasos litúrgicos como para la consagración de las formas que se comulgarán -que permanecerán siempre tapadas en el copón-. Antes de dar la comunión, el sacerdote se pondrá la mascarilla y se lavará las manos con gel hidroalcohólico. También lo hará al terminar la comunión. Y se comulgará en la mano. Si por alguna razón se tuviese que comulgar en la boca, se hará en último lugar, después de que todos comulguen.
También hay recomendaciones para la limpieza del templo, el uso de desinfectantes y el cuidado de las obras de arte, para que no se vean afectadas por esos procesos de desinfección.
Con estas medidas, se busca que la asistencia a Misa sea más segura frente al Covid-19. A partir del 11 de mayo, estará permitida la asistencia a los templos, aunque con un aforo limitado, que podrá incrementarse en las semanas siguientes. Sin embargo, a pesar de la vuelta a una relativa normalidad, estas medidas de prevención han llegado para quedarse durante meses, hasta que el Covid-19 deje de ser un riesgo para la población.
Estos son los documentos publicados:
Recomendaciones para la prevención de la infección por coronavirus
Protocolo de medidas para la prevención orientado a los sacerdotes
Protocolo de medidas para la prevención orientado a los fieles

Antonio Gómez

 

Publicado en Noticias