Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

 

También ha predicado en la fiesta de las purisimeras de Vila-real, en Castellón


En la foto que llega a esta redacción, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, aparece sentado junto al secretario de la CEE, Javier Argüello, y al cardenal de Valladolid, Ricardo Blázquez, en la ordenación episcopal de D. Fernando Varela, en Zamora, el sábado 12 de noviembre. Y es que el obispo accitano ha estado en dicha ordenación episcopal, dada la cercanía del nuevo obispo con el prelado accitano.
D. Fernando Varela ha sido el director espiritual del Seminario de Cartagena durante las últimas décadas y, en dicho seminario, cursan sus estudios los seminaristas del Mayor de la diócesis de Guadix. De ahí que la relación entre las diócesis de Cartagena y Guadix, y entre el director espiritual del Seminario y el obispo de Guadix, hayan sido estrechas. Además, se da la circunstancia de que los dos, D. Francisco Jesús Orozco y D., Fernando Varela, fueron compañeros de estudios en Roma.

Lectura del santo Evangelio según san Juan. (Jn 1, 6-8. 19-28)


Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.
No era él la luz, sino el que daba testimonio de la luz. Y este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a que le preguntaran:
«¿Tú quién eres?».
El confesó y no negó; confesó:

La vida es un don, la eutanasia un fracaso

Nota de la Conferencia Episcopal Española ante la aprobación en el Congreso de los Diputados de la ley de la eutanasia

1.- El Congreso de los Diputados está a punto de culminar la aprobación de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia. La tramitación se ha realizado de manera sospechosamente acelerada, en tiempo de pandemia y estado de alarma, sin escucha ni diálogo público.  El hecho es especialmente grave, pues instaura una ruptura moral; un cambio en los fines del Estado: de defender la vida a ser responsable de la muerte infligida; y también de la profesión médica, «llamada en lo posible a curar o al menos a aliviar, en cualquier caso a consolar, y nunca a provocar intencionadamente la muerte». Es una propuesta que hace juego con la visión antropológica y cultural de los sistemas de poder dominantes en el mundo.

 

El obispo de Guadix también ha nombrado un nuevo maestro de ceremonias para la catedral

 

 El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha nombrado nuevos canónigos para la catedral accitana. Son cuatro las nuevas incorporaciones al cabildo catedralicio, que se han dado a conocer este viernes 11 de diciembre y que pronto tendrán que tomar posesión: Pedro Aranda, Sergio Villalba, Salvador Olivares y Horacio Iruela.

Pedro Aranda Garrido ha sido nombrado canónigo lectoral. Es párroco de Santiago y rector de la iglesia de la Virgen de las Angustias, en Guadix. También es delegado de Catequesis y profesor de Teología.

Sergio Joaquín Villalba Marcos ha sido nombrado canónigo penitenciario. Es párroco del Sagrado Corazón de Jesús, en Guadix, y de Hernán Valle. También es formador del Seminario y director de la Escolanía de la catedral.

El obispo de Guadix anima a todos los diocesanos a leer esta carta, a meditarla y difundirla

El papa Francisco ha declarado 2021 como el “Año de San José”, un año jubilar al conmemorarse el 150 aniversario de la proclamación de San José Como patrono de la Iglesia universal. La carta apostólica “Patris corde”, publicada el pasado 8 de diciembre ha servido para proclamar este Año de San José, que comenzó ese mismo 8 de diciembre y terminará el 8 de diciembre de 2021. “Con corazón de padre: así José amó a Jesús, llamado en los cuatro Evangelios «el hijo de José»”, con estas palabras comienza esta carta apostólica que habal de San José como “un padre en la ternura, en la obediencia y la acogida".

En la mañana del 8 de diciembre, la Federación de Hermandades y Cofradías de Guadix celebró el inicio del curso cofrade en la celebración de la Santa Misa presidida por el obispo diocesano D. Francisco Jesús Orozco.

La Iglesia celebraba ese día el dogma de la Inmaculada Concepción, promulgado en 1854, y es en ella donde los cofrades debemos poner nuestra mirada para que sea modelo de vida para cada uno de nosotros.

Como desde hace cinco siglos, la catedral de Guadix, guardando todos los protocolos sanitarios, celebró con toda solemnidad la festividad de la Inmaculada Concepción de la Virgen Santísima.
A las doce de la mañana daba comienzo el Pontifical presidió por nuestro obispo, monseñor Francisco Jesús Orozco Mengíbar, y que concluyó con la procesión claustral de la Sagrada Imagen de la Inmaculada.
A esta Eucaristía asistieron todas las Hermandades y Cofradías de Guadix, tanto de penitencia como de gloria, dando también comienzo al Curso Cofrade.

 

En la tarde del 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, D. Francisco Jesús Orozco, obispo de Guadix, celebró la Eucaristía en la capilla del monasterio de la Santísima Trinidad de la Madres Dominicas de Baza. Se trataba de una Eucaristía de acción de gracias por la toma de hábito de dos de las hermanas que residen el monasterio: Sor Julietha Gaspery Mosha de las llagas de Jesús OP y Sor Mariana Gerald Mbwambo del Niño Jesús OP. Acompañaron al obispo los sacerdotes de las parroquias de Baza: Emilio J. Fernández, que también es el delegado para la Vida Consagrada y arcipreste de Baza-Jabalcón, y José Díaz y Rafael Tenorio, que son los capellanes del monasterio. También concelebró un padre dominico de la ciudad de Granada, Antonio Larios, quién ha estado dando, durante una semana, ejercicios espirituales a la comunidad y preparando a las dos religiosas para este momento. De acólitos han estado dos seminaristas, que han acompañado al obispo.

 

Corría el año 1854 cuando el papa Pío IX declaró dogma de fe que María, por singular privilegio, en previsión de los méritos de Jesucristo, fue preservada de toda mancha de pecado ya desde el momento de su concepción.
Desde ese año, cada 8 de diciembre, festividad litúrgica de la Inmaculada Concepción, las parroquias de la diócesis de Guadix celebran solemnemente dicha festividad, a la que acompañan multitud de tradiciones que le dan colorido a la fe.
Pero este 2020 va a pasar a la historia por haber celebrado esta festividad de una forma diferente, más austera. Aunque, en honor a la verdad, lo único que no ha faltado ha sido el amor y el cariño que todos los pueblos, entre ellos Huéscar, le tienen a nuestra Madre Inmaculada.

Este 8 de diciembre es una jornada doblemente festiva en la Iglesia. Como siempre, se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción, muy arraigada en nuestros pueblos, en todo el país, para honrar a la Virgen en su grandeza, antes de vivir el misterio de su maternidad en la Navidad. Otros años ha habido procesiones en muchos de nuestros pueblos y hasta se han bailado los seises en la catedral de Guadix. Las ganas y las energías habrá que reservarlas para el año que viene, por causa de esta pandemia que lo trastoca todo.
Pero este 8 de diciembre también es el Día del Seminario. Sí. Habitualmente se celebra esta fiesta el 19 de marzo, pero este año tuvo que ser aplazada al declararse el estado de alarma sanitaria solo unos días antes. Y se aplazó a este día de fiesta en la Iglesia, en el que volveremos a rezar por las vocaciones, a pedir por los seminarios de nuestras diócesis y a ayudar con nuestros donativos a su funcionamiento.