Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

Este jueves 11 de febrero, festividad de la Virgen de Lourdes, se celebra en la Iglesia la Jornada Mundial del Enfermo. Este año, desde el departamento de Pastoral de la Salud de la Conferencia Episcopal nos animan a dirigir la mirada tanto a los enfermos como a quienes los cuidan. Sin duda que este año de pandemia está sirviendo para mostrar cuánto dolor hay tras la enfermedad y cuánto bien y cuánta dedicación hay en los profesionales que cuidan al enfermo. “Cuidémonos mutuamente” es el lema con el que se presenta la jornada.

Felipe García Pinteño tiene 25 años y es natural de Huéscar. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, es designado vocal del Arciprestazgo de la Sagra – Huéscar en el Movimiento diocesano de Cursillos de Cristiandad.

 

Contagia solidaridad para acabar con el hambre

Queridos hermanos todos:

 Como hace más de sesenta años, en medio del desequilibrio mundial que provoca la COVID-19, Manos Unidas nos invita a dilatar nuestra mirada y a ser conscientes de la pandemia del hambre y de la falta de los bienes más básicos para la vida en muchísimos hermanos nuestros.

La necesidad de protegernos pone de manifiesto con más fuerza a los más desprotegidos del planeta, a los que sufren con mayor virulencia no tener los bienes necesarios para vivir con dignidad. Golpea a nuestra comodidad que millones de hermanos nuestros carezcan de recursos, no sólo para combatir este virus mortal, sino para alimentarse, poderse confinar en un hogar, o tener información médica para una prevención digna. Es un dolor comprobar que, hasta los protocolos de confinamiento, educación y de prevenciones socio-sanitarias se convierten en un privilegio de algunos y en un déficit para muchos.

Contagia solidaridad para acabar con el hambre

Queridos hermanos todos:

 Como hace más de sesenta años, en medio del desequilibrio mundial que provoca la COVID-19, Manos Unidas nos invita a dilatar nuestra mirada y a ser conscientes de la pandemia del hambre y de la falta de los bienes más básicos para la vida en muchísimos hermanos nuestros.

La necesidad de protegernos pone de manifiesto con más fuerza a los más desprotegidos del planeta, a los que sufren con mayor virulencia no tener los bienes necesarios para vivir con dignidad. Golpea a nuestra comodidad que millones de hermanos nuestros carezcan de recursos, no sólo para combatir este virus mortal, sino para alimentarse, poderse confinar en un hogar, o tener información médica para una prevención digna. Es un dolor comprobar que, hasta los protocolos de confinamiento, educación y de prevenciones socio-sanitarias se convierten en un privilegio de algunos y en un déficit para muchos.

Del 14 al 16 de febrero del 2020, fuimos convocados laicos de toda España con una misma motivación: impulsar y poner “en salida” todas nuestras energías, ideas e ilusiones. Como joven cristiana, supuso para mí una gran experiencia. Era una oportunidad de encontrar
y compartir vivencias con otros jóvenes. Jóvenes con mis mismas inquietudes y sensaciones, nos dimos cuenta de que no estábamos tan solos. Además, fue la ocasión perfecta para acercarme de manera diferente a Cristo. Todo ello de la mano de los miembros de la diócesis enviados y de los asistentes que allí se encontraban.

Con motivo de la celebración de la Presentación del Niño Jesús en el templo de Jerusalén, el pasado domingo 7 de febrero, en la catedral de Guadix, el obispo accitano, D. Francisco Jesús Orozco, bendijo a un grupo de 9 niños nacidos y/o bautizados en el pasado año, en representación de todos los niños de la diócesis, queriendo de esta forma seguir el ejemplo de José y María cuando llevaron su hijo al templo.
Fue un acto muy significativo, en el que se vio palpable el “don de la vida” en estos niños y donde sus padres agradecieron enormemente la celebración del acto.

Este fin de semana se celebra la campaña de Manos Unidas contra el Hambre en el mundo. El día grande de campaña será el domingo 14 de febrero. Sí, día de los enamorados, también, de la solidaridad y del compartir con los que menos tienen.

El agradecimiento es la memoria del corazón y, desde él, agradezco a la delegada de Apostolado Seglar la oportunidad que me dio de participar en el Congreso de Laicos, celebrado en Madrid del 14 al 16 de febrero de 2020, como miembro de una Asociación Internacional de Laicos y como delegada Diocesana de Enseñanza.
Evocando lo vivido, me viene a la mente la letra de una canción que me trae vivencias y recuerdos muy importantes en mi vida: “dicen, cuentan, comentan que hay una gente aquí que vive diferente, TESTIGOS DE UNA VIDA NUEVA EN CRISTO JESÚS, gente corriente,

Este pasaje del Evangelio es continuación del pasaje de la semana pasada. Seguimos situados junto a Jesús en la localidad pesquera de Cafarnaún, en donde él ha intervenido con su palabra y ha sanado a un endemoniado en la sinagoga.

Este pasaje del Evangelio es continuación del pasaje de la semana pasada. Seguimos situados junto a Jesús en la localidad pesquera de Cafarnaún, en donde él ha intervenido con su palabra y ha sanado a un endemoniado en la sinagoga.