Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

 

El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, celebró la fiesta de la Virgen de la Esperanza en la capilla de los centros de la Asociación San José, en Guadix, que popularmente es conocida como el Colegio de la Esperanza. Fue el viernes 18 de diciembre, en una Eucaristía a la que asistieron numerosos usuarios y buena parte de la junta directiva de la asociación, trabajadores y voluntarios.

Lectura del Evangelido según San Lucas  (Lc 1,26-38:)

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, donde una virgen llamada María, desposada con un hombre de la estirpe de David, llamado José. El ángel, entrando en su presencia, dijo:

-«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntó qué saludo era aquél. El ángel le dijo:

 

También ofreció una Misa por los sacerdotes fallecidos durante el año que termina

Los sacerdotes de la diócesis de Guadix vivieron, el miércoles 16 de diciembre, una jornada de retiro espiritual de Adviento, con la mirada puesta en la cercana Navidad. Fue un anticipo de lo que los cristianos vamos a vivir en unos días, pero, sobre todo, una llamada a la disposición interior para que estos días de Adviento que aún quedan sirvan para preparar el camino al Señor.

La jornada comenzó en la catedral con la celebración de una Misa por los dos sacerdotes fallecidos durante el año: Antonio Cascales y Antonio Molero. También se rezó un responso ante la tumba del obispo D. Juan García-Santacruz, fallecido en 2011 y que se encuentra enterrado en una de las capillas de la catedral accitana. Durante la Misa, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, que la presidió, destacó y agradeció el gesto del clero accitano de celebrar cada año un funeral por sus compañeros fallecidos.

 

Ofrecerán una Misa por los sacerdotes fallecidos durante el año y tendrán muy presente la convocatoria de oración y ayuno de la CEE ante la aprobación de la Ley de la eutanasia

Los sacerdotes de la diócesis de Guadix van a vivir esta mañana una jornada de oración y retiro de Adviento, como preparación a las celebraciones de Navidad que se avecinan. Tendrá lugar en la catedral de Guadix y en la iglesia del Sagrario, donde hay espacio suficiente para mantener distancia de seguridad entre los asistentes. Además, van a celebrar la Misa que todos los años ofrecen por los sacerdotes fallecidos y que, este año, han sido dos. Para evitar riesgos sanitarios, se ha suprimido de este encuentro el tiempo de convivencia y la comida de fraternidad que los sacerdotes solían tener antes de la Navidad.

Como es tradición en nuestra diócesis, el pasado día 7 de diciembre, víspera de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, la delegación de Pastoral Juvenil organizó y celebró la Misa-Vigilia de la Inmaculada con el lema “Por María a Jesús”.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) convoca a los católicos a una jornada de ayuno y oración el miércoles 16 de diciembre para “pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana”.

Esta iniciativa se puso en marcha el pasado 11 de diciembre, ante la culminación de la aprobación de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, en el Congreso de los Diputados. “La tramitación se ha realizado de manera sospechosamente acelerada, en tiempo de pandemia y estado de alarma, sin escucha ni diálogo público”, ha denunciado la CEE, que destaca que “el hecho es especialmente grave, pues instaura una ruptura moral; un cambio en los fines del Estado: de defender la vida a ser responsable de la muerte infringida; y también de la profesión médica, llamada en lo posible a curar o al menos aliviar, en cualquier caso a consolar, y nunca a provocar la muerte”.

 

“había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre sus rebaños. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que serán para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor” (Lucas 2, 8-11)

Y otro año más llega el Adviento y la Navidad en nuestro calendario litúrgico. Como todos sabemos, el Adviento es la preparación espiritual para celebrar la Navidad, el Nacimiento del Señor, que debemos de celebrarlo con alegría porque Dios se hace hombre para salvarnos...

 

La delegación de Apostolado Seglar organiza un encuentro de formación que tendrá lugar los días 16 y 17 de enero, en Guadix. Se trata de la Escuela de Acompañantes, de la Acción Católica General, que va a permitir formar grupos en las parroquias de nuestra diócesis. Así lo explica Maika Fornieles, delegada de apostolado seglar:

La parroquia del Sagrario –iglesia Mayor de Baza- recupera la festividad de Santa Lucía, virgen y mártir. El nombre de Lucía significa “luz para el mundo”, fue educada en la fe cristiana y se consagró para Dios. Por defender su amor hacia Jesucristo fue martirizada el año 304. Era una época convulsa de la tercera gran persecución contra los cristianos, emprendida por el emperador Diocleciano.

 

También ha predicado en la fiesta de las purisimeras de Vila-real, en Castellón


En la foto que llega a esta redacción, el obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, aparece sentado junto al secretario de la CEE, Javier Argüello, y al cardenal de Valladolid, Ricardo Blázquez, en la ordenación episcopal de D. Fernando Varela, en Zamora, el sábado 12 de noviembre. Y es que el obispo accitano ha estado en dicha ordenación episcopal, dada la cercanía del nuevo obispo con el prelado accitano.
D. Fernando Varela ha sido el director espiritual del Seminario de Cartagena durante las últimas décadas y, en dicho seminario, cursan sus estudios los seminaristas del Mayor de la diócesis de Guadix. De ahí que la relación entre las diócesis de Cartagena y Guadix, y entre el director espiritual del Seminario y el obispo de Guadix, hayan sido estrechas. Además, se da la circunstancia de que los dos, D. Francisco Jesús Orozco y D., Fernando Varela, fueron compañeros de estudios en Roma.